El pueblo venezolano se identificó con el líder de la rebelión militar del 4F por su sentido de responsabilidad y valentía FOTOS ARCHIVO

CIUDAD MCY.- Un 4 de febrero de 1992 Venezuela amaneció con estruendos y ruidos de aviones, tanques de guerra y un grupo de jóvenes militares con profundas convicciones sociales y los más altos valores patrios, que guiados por el comandante del Por Ahora, Hugo Chávez Frías, enrumbaron a Venezuela a un nuevo camino social, político y económico.

El 4 de febrero de 1992 no se gestó un golpe de Estado, fue el día en el que se inició la ruptura contra las medidas neoliberales impuestas al pueblo, fue un despertar que marcó el inicio de una nueva etapa patriótica y heroica por la paz, por la soberanía, por la independencia y por la dignidad del pueblo.

Se constituyó en la base fundamental de la Revolución Bolivariana, fue un proceso patriótico e histórico de insurrección cívico-militar encabezada por el comandante eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, quien dio la cara al pueblo y lo hizo despertar, para darle valentía y, sobre todo, sirvió para dar inicio a un proceso de saldar la inmensa deuda social dejada por los gobiernos precedentes de turno de la cuarta república.

Este importante acontecimiento en la historia de Venezuela abrió la brecha para la puesta en práctica del Proyecto Nacional Simón Bolívar, proyecto histórico de transformación de la sociedad venezolana que sintetiza las ideas de sociedad gestada desde las actuaciones libertarias e independentistas del ejército patriota con Bolívar al mando, desde el siglo XIX. El 4 de Febrero es la fecha que germina la semilla “del por ahora”, no solo esperanzando al pueblo venezolano, sino a América Latina y al mundo.

Venezuela vivía en la pobreza y la exclusión

¿Cuáles fueron las razones por la cual se generó la rebelión militar del 4 de febrero? ¿En qué contexto vivían los venezolanos y venezolanas en ese momento? Vale la pena revisar la historia de nuestro país y analizar el accionar de los gobiernos de turno que impusieron políticas asfixiantes, desigualdad social, pobreza y exclusión, motivos que justamente llevaron a los jóvenes militares a organizar la rebelión y recibir gran respaldo del pueblo.

En Venezuela, antes del 4 de febrero de 1992, las políticas públicas eran tomadas discrecionalmente, reinaban las cúpulas de partidos proyanquis, la democracia era representativa, había mucha desconfianza del pueblo hacia el gobierno, presidentes que se identificaban con la oligarquía neoliberal, un 80% de la población condenada a la pobreza y a la exclusión.

Venezuela era un país con una inmensa deuda externa, entregado al Fondo Monetario Internacional, reinaba la explotación, el hambre, la miseria, la aplicación de medidas antipopulares y entreguistas para proteger los intereses de la oligarquía y la soberanía había sido entregada a las transnacionales.

El militar estaba distante del pueblo, su profesión era solo militar, había una cúpula privilegiada y corrupta, existía una barrera entre el mundo civil y militar, se le preparaba solo para la guerra. Se utilizó al militar con fines represivos, había descontento de los sectores medios y bajos de la Fuerza Armada por los hechos de corrupción verificados en los altos mandos militares, se les ordenaba a los cuerpos de seguridad “disparen primero y averigüen después”.

El Comandante Chávez sembró la esperanza en el pueblo

Citando a uno de los líderes de la Revolución Bolivariana, actual vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, “el 4 de febrero partió la historia en dos”, pues un gran salto dio nuestro país luego de esta rebelión, un pueblo finalmente es tomado en cuenta y se le permitió elegir un presidente que velara por sus intereses, Hugo Rafael Chávez Frías.

Casi de forma inmediata el cambio fue notable y rotundo, las políticas públicas empezaron a ser consultadas, construidas y debatidas con una intensa dinámica constituyente, desde las bases del pueblo para darle profundidad, legitimidad y fortaleza indestructible, todas las políticas fueron aprobadas por la Asamblea Nacional o por la Asamblea Nacional Constituyente.

Hubo por primera vez en la historia venezolana coherencia entre el discurso del presidente y la praxis del gobierno, se generó una movilización popular permanente que venció ataques terroristas, guarimbas y la más brutal y criminal agresión del imperio norteamericano.

El nuevo gobierno se caracterizó por ser tener un alto sentido social y humano, el Comandante Chávez resaltó entre otras cosas por su discurso cargado de responsabilidad, valentía y esperanza, se contó con el proyecto nacional Simón Bolívar, la defensa de la soberanía fue un gran logro histórico, se avanzó en la consolidación del poder popular a través de las misiones y grandes misiones, el autogobierno con las comunas y consejos comunales.

Chávez siempre estivo al lado del pueblo, al lado de las causas justas

Una gran victoria popular se cristalizó en las elecciones presidenciales, de gobernadores, alcaldes y Asamblea Nacional Constituyente, se fortaleció la unidad de los trabajadores y trabajadoras, al fin un presidente se identificó con el poder popular.

La rebelión del 4 de febrero fue una de las causas que fracturó las estructuras de los partidos derechistas, abrió los ojos de un pueblo digno y luchador, desde entonces manda el pueblo que se organiza, que estudia y se moviliza.

Se comenzó a satisfacer las necesidades básicas: agua, alimentación, electricidad, vivienda, transporte público, salud, educación, se colocó en marcha un modelo de seguridad pública para la protección de la vida.

Pueblo y presidente Nicolás Maduro continúan legado del Comandante Chávez

Es impresionante ver como la conciencia del pueblo se mantiene más firme que nunca, no ha habido retorno luego de ese acontecimiento histórico, por el contrario, hoy cuando se han agudizado los ataques imperiales y la guerra económica ha sido más inminente, el pueblo continúa en pie de lucha junto al presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, manteniendo y dando continuidad a las grandes obras y programas sociales creados por el comandante eterno, Hugo Chávez.

Se continúa dando prioridad a la educación gratuita, la atención a los pensionados y pensionadas, se siguen entregando viviendas a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Asimismo, se han creado métodos de atención social innovadores como los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), el Carnet de la Patria, el Movimiento Somos Venezuela, que se han convertido en fórmulas socialistas, no dogmáticas, ante la coyuntura.

La GMVV es solo una de las grandes obras sociales impulsadas por el Comandante Chávez en favor del pueblo

Las formas de las respuestas de protección social han reafirmado, en las condiciones más extremas, nuestra esencia y razón de ser y la unión civico-militar se ha afianzado, se le da valor y méritos a los militares, fueron incorporados a labores sociales y ahora el militar se identifica con el pueblo. Se le prepara para el desarrollo de un mundo multicéntrico y pluripolar, para la integración y cooperación con nuestros hermanos latinoamericanos y del Caribe gracias a un alto apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para la defensa integral de la Patria.

Nuestra Revolución erige monumentos de unión y fraternidad entre los pueblos del mundo, aviva los sueños de libertad de otros pueblos. El “por ahora” sigue siendo una bandera de lucha de Nuestra América y del mundo.

WANDA VIRGINIA CARRILLO
PRENSA GOBIERNO BOLIVARIANO DE ARAGUA