CIUDAD MCY.- El Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) anunció este martes que quedó descartado exigir a los ciudadanos de ese país el pasaporte de vacunación federal contra la Covid-19.

La propuesta del documento que permitiría viajes o asistencia a eventos fue desechado, tal como lo informó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien sostuvo que el Gobierno no exigirá ese tipo de prueba.

«No habrá una base de datos federal de vacunas ni un mandato federal que requiera que todos obtengan una única credencial de vacunación», dijo Psaki.

Quienes impulsan la medida desean que se aplique para tener garantía sobre la seguridad durante los viajes, en lugares de trabajo, y en eventos grandes como citas deportivas y conciertos, reseñó Prensa Latina.

La intención del documento es demostrar si una persona recibió alguna vacuna contra la enfermedad,
pero la idea provoca divisiones, señalando que la medida representaría una violación de la privacidad de los norteamericanos, al revelar información médica, o discriminaría a quienes opten por no recibir las dosis.

Desde el gobierno de Joe Biden, explican que la privacidad y los derechos de los estadounidenses deben estar protegidos, para que esos sistemas no se utilicen injustamente.

Sin embargo, en días recientes Nueva York se convirtió en el primer estado norteamericano en implementar un pasaporte de vacunación digital al lanzar el llamado Excelsior Pass, el cual fue calificado por el gobernador Andrew Cuomo como un nuevo paso hacia una reapertura reflexiva y basada en la ciencia.

El portal digital Worldometer, contador en tiempo real de la pandemia, indica que Estados Unidos es la nación más afectada por la crisis de salud, al acumular más de 31.530.000 casos de coronavirus y 569 mil decesos.

Información AVN