CIUDAD MCY.- El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, reiteró su llamado a enfrentar las desigualdades exacerbadas con la pandemia y garantizar un suministro equitativo de vacunas contra la Covid-19, esto a propósito de conmemorarse este miércoles el Día Mundial de la Salud.

A medida que avanza la recuperación de la pandemia, urge implementar políticas y asignar recursos para que todos puedan disfrutar de los mismos resultados de salud, remarcó el secretario general, quien alertó que la crisis sanitaria ha acentuado las desiguales.

«Dentro de los distintos países, la enfermedad y la muerte por Covid-19 ha sido mayor entre las personas y comunidades que se enfrentan a la pobreza, a condiciones de vida y de trabajo desfavorables, y sufren discriminación y exclusión social», subrayó Guterres.

En sus palabras, el titular de la ONU valoró el aporte de la iniciativa Covax como un esfuerzo internacional respaldado por la organización para proporcionar vacunas en todo el mundo, y con ello más Estados están recibiendo la inmunización contra la enfermedad.

No obstante, insistió en que la mayoría de las personas en los países de ingresos bajos y medianos no recibe la inmunización, ante lo cual observó que «tales desigualdades son inmorales y son peligrosas para nuestra salud, nuestras economías y nuestras sociedades».

Destacó que los esfuerzos que sean ejecutados para vencer la pandemia y reducir las desigualdades en cuanto a garantizar la salud de las poblaciones contribuirán a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 y permitirán «brindar cobertura de salud universal para que todos, en todas partes, puedan prosperar», subrayó.

AVN