Con lágrimas en sus mejillas, la alcaldesa de Ribas lamentó la «repentina y triste partida del alcalde Pedro Bastidas» Foto Prensa Alcaldía de Ribas

CIUDAD MCY.- A pocas horas de la lamentable partida física, del alcalde de Girardot, Pedro Bastidas, la alcaldesa de Ribas, Sumiré Ferrara, levantó su voz con el quebrantamiento de perder a un «hermano de mil batallas», e hizo un llamado a su pueblo a cuidarse en medio de esta pandemia: «el Covid es un enemigo silencioso e invisible que nos da sorpresas tristes, inesperadas…que nos dejan el corazón latiendo muy rápido y con mucho dolor».

«Desde el municipio José Félix Ribas lamentamos la repentina y triste partida de nuestro hermano Pedro Bastidas», expresó la alcaldesa, «el maracayero invicto, un hombre responsable, objetivo, profesional, leal, revolucionario, buen hijo, buen padre, buen hermano, buen esposo, extraordinario alcalde, tres períodos consecutivos de la mano de su pueblo, inexplicable situación».

Sumiré Ferrara aseveró que «hoy más que nunca seguimos aferrados a Dios, nuestro Padre Redentor, y le pedimos que detenga esta pandemia, con mucha piedad, con mucho perdón y mucha misericordia (…) es muy difícil lo que siento en este momento, el Covid me arrebató a mi madre, abuela, seres queridos, camaradas, amigos, vecinos, conocidos, y ahora a este hermano».

«No subestimemos al Covid», apuntó Ferrara, al tiempo que exhortó al pueblo a usar el tapabocas, diciendo que «es fundamental…, abrazo desde la distancia al pueblo de Maracay, al pueblo de Aragua, y a mi pueblo victoriano, seguimos unidos siguiendo las medidas de bioseguridad». Dijo que «estas lágrimas que corren por nuestras mejillas, nos deben servir para reflexionar sobre la vida, sobre la salud, sobre el amor al prójimo; sobre todo, sobre la humanidad y la solidaridad».

«Hoy más que nunca agradezco a Dios un día más», finalizó la primera autoridad de Ribas, «y hoy más que nunca estoy convencida que nací para vencer, y no para ser vencida…».

Prensa Alcaldía de Ribas