El canciller venezolano se refirió a las críticas que en materia de derechos humanos, contra otras naciones, realizó durante su discurso el magnate Trump

CIUDAD MCY.-El ministro para las Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, denunció la existencia de una escalada de la política imperialista por parte del Gobierno de los Estados Unidos en el mundo “que se ha profundizado con la llegada de sectores supremacistas en la nación norteamericana”.

Durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el Canciller sostuvo que este plan “guerrerista” debe ser detenido, por lo que instó a los Gobiernos que conforman este organismo a impulsar acciones colectivas dirigidas a detener lo que calificó como un “peligro para la humanidad”.

“El presidente Donald Trump amenaza como si tuviese poderes dictatoriales absolutos sobre los Estados soberanos (…). La ONU debe buscar erradicar el unilateralismo dictatorial que se pretende imponer”, alertó.

En este sentido, Arreaza denunció las sanciones que ha impuesto la administración de Donald Trump a Venezuela con el objetivo de provocar una crisis interna que permita impulsar el cambio de Gobierno.

“La administración Trump impuso sanciones económicas e ilegales con la finalidad de causar estragos en nuestro pueblo para forzar un cambio político no democrático, violando toda la normativa legal internacional que prohíbe estas acciones”, acusó al tiempo que recordó que el mismo presidente norteamericano amenazó con el uso de la fuerza militar.

“Denunciamos que nuestro pueblo ha sido amenazado por el presidente de los Estados Unidos con el uso de la fuerza militar más poderosa del mundo”, dijo y recalcó la necesidad de detener esta “escalada imperialista” que ha revelado las recientes actuaciones del Gobierno norteamericano.

“Debemos procurar con urgencia respuestas multilaterales para evitar la imposición de medidas coercitivas”, insistió.

EEUU Y SU DOBLE MORAL

El canciller venezolano se refirió a las críticas que en materia de derechos humanos contra otras naciones realizó durante su discurso el magnate Trump y rememoró que Estados Unidos ha sido el único país en utilizar “dos veces” armamento nuclear.

“Si algún país no merece pertenecer al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas es Estados Unidos, porque es el país con el mayor historial de violación de derechos humanos en el mundo”, expresó.

Seguidamente, advirtió sobre algunas de las cifras “alarmantes” que en la actualidad posee los Estados Unidos en materia de atención y respeto a los derechos humanos de su población.

“Estados Unidos no ha ratificado el 62% de los tratados de Derechos Humanos existentes; el relator de la ONU denuncia la falta de independencia del poder judicial en Estados Unidos; en Estados Unidos no existe institución independiente para la defensa y promoción de los Derechos Humanos, en Estados Unidos la cifra de personas sin hogar alcanza los tres millones; la mortalidad infantil va en aumento; en Estados Unidos existen 10 mil niños purgando condenas en cárceles de adultos y el 77% son niños afroamericanos; Estados Unidos es uno de los siete países que no ha ratificado la convención para la condena a los delitos contra la mujer”, puntualizó.

Asimismo, cuestionó que la administración Trump haya decidido no renovar el acuerdo de París, lo cual representa un importante paso para las naciones en la lucha contra el cambio climático.

ONU: CASA PARA LA PAZ

Ante este historial Arreaza condenó el discurso de Trump y sostuvo que Estados Unidos “no debería pertenecer a la ONU” por su historial en el irrespeto al derecho internacional y promover guerras.
“El presidente Trump usó esta tribuna construida para la paz, para anunciar guerras, amenazando y juzgando a placer”, dijo.

Al respecto, indicó necesario que en las labores de la lucha contra el terrorismo se incluya el terrorismo de Estado, del cual señaló a Estados Unidos como principal promotor.

“Venezuela hace votos por el éxito del trabajo del secretario general adjunto de la Lucha Contra el Terrorismo, pero Venezuela espera que esas labores condenen, igualmente, el terrorismo de Estado”, dijo.

DIPLOMACIA BOLIVARIANA DE PAZ

El jefe de la diplomacia venezolana resaltó la importancia de recuperar el diálogo entre naciones para la resolución de problemas y recordó que producto de acciones unilaterales por parte de Estados Unidos, se han provocado grandes catástrofes humanas.

“Vemos con dolor cómo el Mar Mediterráneo se ha convertido en un cementerio ante la mirada ciega de Estados corresponsables, donde producto de guerras inducidas y sangrientas como las prefabricadas contra Siria y Libia, sólo dejan desolación a su paso. Afortunadamente el heroico pueblo y Gobierno Sirio está cada día más cerca de la victoria sobre los grupos terroristas”, indicó.

Al respecto, condenó las sanciones unilaterales que ha impuesto Estados Unidos a Irán, Rusia, Siria, así como el “bloqueo criminal” que desde hace más de 50 mantiene el Gobierno estadounidense contra la República de Cuba.

De esta manera, destacó que Venezuela seguirá impulsando la diplomacia de paz y respeto entre las naciones como mecanismo para solventar las diferencias.

Igualmente, abogó por la resolución del conflicto palestino-israelí y sostuvo que se debe preservar la premisa de dos Estados, tal como señala el acuerdo de 1967 y ratificó que ante los desastres que han provocado en el Caribe los efectos del cambio, Venezuela seguirá facilitando el apoyo necesario.

VENEZUELA SUPERÓ A EEUU EN MATERIA DE DDHH EN LA ONU

El embajador de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rafael Ramírez, expresó este lunes que su país logró destacar positivamente ante Estados Unidos (EEUU) en el último examen del Consejo de los Derechos Humanos.

Ramírez aseguró que “nosotros salimos mucho mejor que los Estados Unidos, mejor evaluados en tema de derechos humanos y mucho mejor evaluado que otros países latinoamericanos que, lamentablemente, han levantado la voz contra nosotros”.

Asimismo, expresó que Venezuela ha sido uno de los países más reconocidos por el impulso a políticas sociales para atender las necesidades de la población, así como por la lucha por la soberanía y autodeterminación de los pueblos.

NICARAGUA RECHAZÓ CUALQUIER INTERVENCIONISMO EN AMÉRICA LATINA

La representante de Nicaragua ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), María Rubiales de Chamorro, señaló este lunes que su país está en contra de una intervención militar en cualquier país latinoamericano o caribeño.

En ese sentido, Nicaragua mostró su apoyo a Cuba, luego de que el presidente estadounidense Donald Trump anunciara en junio nuevas políticas que confirman la continuidad del bloqueo económico a la isla.
Respecto a Venezuela, la representante nicaragüense defendió la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), promovida por el presidente venezolano Nicolás Maduro como “único camino para la paz”, al tiempo que confió en que los acuerdos de paz en Colombia puedan terminar de implementarse exitosamente.

Información CIUDAD CCS