El pueblo sirio exigió a la Unión Europea el cese de las sanciones unilaterales contra su pueblo | FOTO AGENCIAS

CIUDAD MCY.- El Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria rechazó la renovación de las medidas coercitivas impuestas por la Unión Europea (UE) contra el país, donde las calificó como punitivas e inhumanas.

Damasco expresó su rotundo rechazo a la extensión de las sanciones hasta el próximo 1 de junio de 2022, “son inhumanas y demuestra la falsedad de los valores de los que UE alardea y su implicación en la injusta guerra contra Siria, las cuales no cuentan con mandato internacional de la ONU para ser aplicadas”, agregó la Cancillería siria.

De acuerdo a la declaración de la Cancillería siria la presión europea representan uno de los aspectos de la agresión y afectan principalmente la vida y el sustento de los civiles, lo cual, según sostiene, constituye una flagrante violación de las más mínimas normas de los Derechos Humanos y los principios de la Ley humanitaria internacional.

En su comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, dice que la UE demostró que “está desconectada y distanciada por completo de la realidad en Siria”, y la acusa, al mismo tiempo de estar “implicada en la guerra y ser responsable del derramamiento de la sangre de los sirios y la destrucción de sus logros”.

Agrega la nota que “tal como el pueblo sirio y su ejército lograron derrotar el terrorismo y sus partidarios mediante su afluencia masiva a las urnas, ahora están más decididos a frustrar cualquier intento de presión o injerencia externa en sus asuntos”.

De igual manera, la Cancillería en Damasco insiste en que Bruselas acumuló “muchos fracasos por sus enfoques equivocados y su dependencia ciega de la política estadounidense y perdió credibilidad e influencia en la región y el mundo, y se ha convertido en una entidad gelatinosa sin color, sabor u olor”.

La lista de prohibiciones de la UE contra Siria incluye a 283 individuos y 70 entidades, a quienes se prohíbe entrar en territorio del bloque europeo, así como la congelación de los bienes y activos. Las medidas también suponen un bloqueo a los activos del Banco Central del país en territorio europeo y un embargo a las importaciones de petróleo y a las exportaciones de equipos y tecnología, reseñó nota de prensa de Telesur.

Información TELESUR