Zarájova destacó que los altos miembros de la OTAN y la UE prefieren no hacer mención del tema del espionaje por parte de Estados Unidos FOTO ARCHIVO

CIUDAD MCY.- La Cancillería de Rusia denunció el espionaje estadunidense sobre políticos europeos, pues como afirmó la portavoz de esta instancia, María Zajárova, la práctica que ha sido realizada históricamente con el apoyo de Dinamarca no es más que “la punta del iceberg”.

“Pienso que es la punta del iceberg y la situación es mucho más grave para los propios países miembros de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte)”, indicó la diplomática en declaraciones a medios locales.

Igualmente, apuntó que los altos cargos de los países miembros de la OTAN y de la Unión Europea prefieren no hablar del tema por no resultarles conveniente. Sin embargo, agregó que «la verdad es mucho peor de lo que ahora aparece en los medios. Creo que ni siquiera saben lo que está pasando en su espacio”, sostuvo.

La vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia enfatizó que Estados Unidos se ha excluido de cualquier sistema de coordenadas legales, “son los supervisores de todos y de todo”, subrayó.

Este domingo 30 de mayo, un periódico local alemán, así como emisoras de ese país, revelaron que los servicios de inteligencia daneses ayudaron a la agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA) a monitorear políticos europeos.

De acuerdo con la información de estos medios, un centro de operaciones ubicado cerca de Copenhague fue utilizado para las escuchas telefónicas por la inteligencia de EE.UU. desde 2012 hasta 2014.

El escándalo de la NSA comenzó en 2013 tras la publicación por Der Spiegel de las revelaciones de Edward Snowden, exoficial de la agencia central de Inteligencia, sobre el espionaje estadounidense en objetivos europeos.

Estados Unidos se conectó también a los cables submarinos de internet del Servicio de Inteligencia de Defensa de Dinamarca (FE) y mediante esa vía espió hasta personalidades con altos cargos en Alemania, Suecia, Noruega y Francia, entre ellos, la canciller federal alemana, Ángela Merkel.

TELESUR