Los manifestantes habían levantado un campamento y desplegado varios lienzos a la entrada del templo en solidaridad | FOTO TELESUR

>La policía arrestó a ocho dirigentes mapuches acusándolos, sin pruebas contundentes, de cometer actos de fuerza delictiva.

CIUDAD MCY.- Tras la detención de ocho indígenas mapuches el pasado sábado, manifestantes se apostaron en la sede del partido Renovación Nacional (RN) para pedir la liberación de los detenidos en la llamada Operación Huracán.

Los simpatizantes buscan mostrar su apoyo a los ocho comuneros encarcelados tras ser acusados de incendiar una iglesia evangélica el año pasado, en Padre de Las Casas, zona de La Araucanía.

Los manifestantes se pronunciaron a favor de la huelga de hambre que tiene 112 días y busca derogar la querella por la Ley Antiterrorista que el Gobierno se rehúsa a retirar; además, exigen la liberación de los presos políticos mapuches.

El conflicto entre el Estado chileno y la etnia mapuche, en el que se acusa a varios indígenas por actos de violencia, tiene años. Muchos mapuches han sido víctimas de encarcelamiento.

Las detenciones fueron hechas en las comunidades de Temuco, Los Ángeles, Concepción, Talcahuano, Ercilla y Padre de Las Casas.

LA OPERACIÓN HURACÁN

La Operación Huracán fue el procedimiento efectuado el pasado sábado por el cuerpo policial, en las regiones chilenas del Biobío y La Araucanía, con la cual se arrestó a ocho miembros de la cúpula de la Coordinadora Arauco Maluco (CAM) y de la Weicham Auke Mapu.

El abogado de derechos humanos Roberto Garretón informó que la normativa se trata de una herencia dictatorial de la extrema derecha. Garretón expresó que “no se ha querido tratar un conflicto como conflicto sino como actos de terrorismo y eso no es así”.

Por otro lado, el Movimiento por las Aguas y el Territorio (MAT) difundió un comunicado este lunes declarando el rechazo hacia el pueblo mapuche por parte de autoridades policiales, así como impugnaron a la Operación Huracán revirtiéndolo como un proceso político.

“Por esta razón es que hoy el estado policial que impera en Chile levanta una acusación, nuevamente sin pruebas, sobre actos incendiarios adjudicados a los peñis, responsabilidad que no consta y además presentando como únicas pruebas mensajes de texto, o sea meras especulaciones”, dijo.

Información TELESUR