CIUDAD MCY.- El presidente electo de Irán, Embrahim Raisi, tras la confirmación de su elección por parte del Consejo de Guardianes de la Revolución, comienza a perfilar los ejes de lo que será su mandato, una vez sustituya al presidente persa Hassan Rohani.

El mandatario electo de Irán apuesta por reformas administrativas, creación de oportunidades laborales y lucha contra la Covid-19 como ejes de su hoja de ruta.

Raisi expresó en una entrevista con la televisión local que «lo que me preocupa más que todo es el tema del empleo. El asunto del nuevo coronavirus con el que el pueblo [iraní] está lidiando también me preocupa».

El presidente electo en las presidenciales del 18 de junio último, también dijo que su Administración se enfocará en aumentar la disponibilidad de vivienda para los ciudadanos, como se comprometió durante su campaña electoral. Además, ha prometido realizar reformas en el sistema administrativo.

Raisi, quien todavía se desempeña como presidente del Poder Judicial, ha señalado que la gente debe ser consciente de que algunas medidas necesitan tiempo, pero ha enfatizado que su Gobierno hará los mayores esfuerzos para resolver los problemas urgentes lo antes posible.

De igual manera, ha dicho tener la intención de mantener una interacción cercana con la gente, pidiendo la unidad nacional para solventar las cuestiones que afectan al país.

En las elecciones presidenciales, Raisi ganó los comicios con una mayoría abrumadora, al obtener cerca del 62 por ciento de los sufragios, y sucederá al presidente Hasan Rohani, quien ha cumplido dos mandatos de cuatro años en el cargo.

Información TELESUR