Las discusiones sobre el control de armas en EEUU toman relevancia cada cierto tiempo en la política interna en medio de los debates partidistas FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- Al menos 150 personas murieron en Estados Unidos debido a la violencia con armas de fuego en más de 400 tiroteos durante el fin de semana del 4 de julio, fecha en la cual se celebra el Día de la Independencia, de acuerdo con datos recopilados por la organización Gun Violence Archive.

Según Gun Violence Archive este repunte pone a 2021 en el camino para continuar y superar las cifras de 2020, año en el cual la violencia por armas de fuego lo convirtió en el calendario más mortífero en décadas.

El recuento de la organización no gubernamental contiene 14 tiroteos masivos, definidos por Gun Violence Archive como cuando cuatro o más personas (excluyendo al tirador) son baleadas o asesinadas, durante el fin de semana festivo del 4 de julio, más que cualquier otro fin de semana de este 2021.

En todo el año hubo 336 tiroteos masivos, 20 de los cuales ocurrieron en julio, aproximadamente dos cada uno de los días de lo que va de año.

Las principales ciudades afectadas por la violencia de las armas de fuego han sido Nueva York (noreste), con 26 muertes y Chicago (norte) con 14.

Las cifras también incluyen a cuatro niños que recibieron disparos en Virginia el viernes y ocho personas que fueron hospitalizadas en un tiroteo cerca de un lavado de autos en Fort Worth, Texas.

Aunque los registros sobre tiroteos masivos en Estados Unidos son inconsistentes porque el Buro Federal de Investigaciones (FBI) no los contabiliza, Gun Violence Archive ha estado rastreando los tiroteos desde 2013 y mostró una tendencia al alza en el número de personas muertas cada día.

El año 2020 registró casi 20 mil muertos por violencia armada, así como unas 24 mil personas más murieron ese año por suicidio con un arma de fuego, y aunque la delincuencia disminuyó, en general, durante la pandemia de Covid-19, aunque la violencia con armas de fuego y los homicidios contrarrestaron esta tendencia.

La cuestión del porte y uso de armas es uno de los principales temas de discusión en la política interna de Estados Unidos, dominado por el cabildeo que hace la Asociación Nacional del Rifle para impedir su regulación.

TELESUR