DEL 5 DE JULIO DE 1811 AL BICENTENARIO DE CARABOBO: HOY LAS BASES FIRMAN EL ACTA DE LA INDEPENDENCIA

Decía el Filósofo Martín Heidegger en su famosa obra titulada El ser y el Tiempo: “El tiempo deberá ser sacado a luz y deberá ser concebido genuinamente como el horizonte de toda comprensión del ser y de todo modo de interpretarlo”. Ciertamente el ser humano es un ser bio-psico-social-espiritual como la ciencia hoy lo describe al igual que las distintas corrientes de pensamiento, pero es importante saber cómo el tiempo determina al ser, lo moldea, lo transforma y hasta lo hace pensar y parecer diferente. Muy acertadamente en la sabiduría popular se expresan frases como: “El tiempo me dará la razón” o aquella famosa frase del Comandante Fidel Castro luego del asalto al cuartel Moncada: “La historia me absolverá”.

Hagamos un viaje en el tiempo a ese 05 de Julio de 1811 y reflexionemos el primer párrafo el cual ubica muy bien el contexto que justifica la declaratoria de la Independencia:

“En el nombre de Dios Todopoderoso, nosotros, los representantes de las Provincias Unidas de Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita, Barcelona, Mérida y Trujillo, que forman la Confederación americana de Venezuela en el continente meridional, reunidos en Congreso, y considerando la plena y absoluta posesión de nuestros derechos, que recobramos justa y legítimamente desde el 19 de abril de 1810, en consecuencia de la jornada de Bayona y la ocupación del trono español por la conquista y sucesión de otra nueva dinastía constituida sin nuestro consentimiento, queremos, antes de usar de los derechos de que nos tuvo privados la fuerza, por más de tres siglos, y nos ha restituido el orden político de los acontecimientos humanos, patentizar al universo las razones que han emanado de estos mismos acontecimientos y autorizan el libre uso que vamos a hacer de nuestra soberanía”.

Muchos en aquel momento seguían siendo partidarios de la corona, sin embargo hubo un pueblo, una sociedad que se lanzó a la aventura de querer ser libres, que posteriormente se convirtió en una guerra que nos llevó a la victoria definitiva en Carabobo. Cada vez que celebramos el día de la independencia, resaltamos la lucha militar, yo aprovecho para felicitar a nuestra heroica Fuerza Armada Nacional Bolivariana en su día por lo que pido un fuerte aplauso.

La declaración de independencia constituye un elemento central en nuestro proceso independentista, debido a que allí se reflejó la motivación por la cual se decidió la desvinculación política con la Monarquía bajo la cual estos dominios vivieron por tres siglos. Como expresaba anteriormente cada vez que festejamos el 05 de julio hacemos énfasis en la lucha militar, que fue larga, dura y que costó mucha sangre.

Como alcalde del Municipio Girardot al conmemorar esta fecha un día como hoy, quiero que demos un reconocimiento especial a cada uno de nuestros líderes y lideresas en las distintas comunidades y parroquias que con su trabajo y dedicación siguen firmando con sus luchas del día a día el acta de la independencia, un fuerte aplauso para nuestros líderes y lideresas y nuestro compromiso como un solo gobierno de seguir trabajando con ustedes y para ustedes.

Celebramos un 05 de julio en el marco del Bicentenario de Carabobo. Carabobo significó la consolidación de la independencia, ¡qué orgullo para nosotros que dos siglos más tarde Aragua sea la Cuna de la Revolución Bolivariana!.

Decía el filósofo Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mis circunstancias”. Las circunstancias nos determinan, la realidad que nos ha tocado vivir nos crea una matriz de pensamiento. Hemos vivido una independencia que nos liberó por la heroica gesta independentista del imperio Español, luego cuando se abría el mundo a caminos de democracia, el puntofijismo en Venezuela nos entregaba a la dictadura de un bipartidismo que administraba el poder bajo el disfraz de una democracia que cedía una patria libre a los intereses del Imperio Norteamericano.

Llegó Hugo Chávez a enseñarnos a que “no soy yo y mis circunstancias” sino que “somos nosotros y nuestras circunstancias”, no a lo individual sino a un colectivo que decide por sí mismo a ser libres, a no obedecer a los intereses de un Imperio que así como Bolívar tomó su espada para vencer a un imperio, Chávez tomó esa misma espada y le dijo al mundo que aquí hay pueblo libre. Hoy nuestro Presidente obrero Nicolás Maduro con esa misma espada de Bolívar y Chávez sigue junto a nuestro pueblo dando la batalla por lo que nadie debe rendirse, no nos podemos rendir.

Cuando me pidieron que dirigiera el discurso de orden de este día, responsabilidad nada fácil, nosotros que estamos en las batallas de cada día en la calle, nos cuesta las formalidades. Pensaba cómo titular el discurso y fue así como se me vino a la mente que este 05 de julio es diferente, es un año marcado por el bicentenario de Carabobo pero en el que nuestro pueblo está dando una lección para el mundo en el que las bases están definiendo el futuro de la Revolución Bolivariana, por ello quise titularlo: “Del 5 de Julio de 1811 al Bicentenario de Carabobo: Hoy las bases firman el Acta de la Independencia”.

Hoy las bases eligen a sus candidatos, son las bases las que conocen el sentir de nuestro pueblo, si algo nos ha enseñado la historia es que la revolución se construye junto al pueblo, ha sido una de las enseñanzas que nos ha dejado Chávez. Hoy son las UBCH, son los líderes y lideresas, son las comunidades las que estampan su firma con la tinta del sudor de cada día el acta de la independencia en medio de bloqueos y sanciones.

Ciertamente no nos ha tocado fácil, la pandemia que atraviesa la humanidad se ha llevado a muchos seres queridos, nosotros hemos perdido un gran amigo y alcalde a nuestro hermano Pedro Bastidas. Nos tocó seguir adelante su gestión, y en medio de la tristeza no hemos desmayado gracias a que tenemos un líder político en nuestro Estado Aragua, que nos ha dado ánimo, que nos acompaña y que está allí las 24 horas dándonos apoyo, nuestro gobernador Rodolfo Marco Torres quien sigue trabajando sin descanso, recorriendo las comunidades y parroquias y ayudándonos cada día más a hacer de Maracay la Ciudad de Queremos.

No nos equivoquemos queridos hermanos y hermanas, seguiremos batallando para seguir construyendo la Patria junto a ustedes. Hoy 05 de julio de 2021 podemos decir desde esta Plaza Bolívar de Maracay: aquí estamos tus hijos Bolívar, aquí estamos tus hijos Chávez. Dios nos acompaña en esta lucha, seguro estamos que seguimos escribiendo páginas en el libro del Acta de la Independencia.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA! ¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS! ¡QUE VIVA LA PATRIA!

Rafael Morales
Alcalde del Municipio Girardot
Maracay-Edo Aragua