Varios países de la región caribeña se han pronunciado en contra de la nueva ola de amenazas militares y sanciones económicas de Trump

**El ministro de Defensa brasileño señaló que hay un consenso de lograr una “salida pacífica” a la situación política en Venezuela, pese a las acciones injerencistas de Estados Unidos**

CIUDAD MCY.-Pese a las constantes declaraciones injerencistas del Gobierno de facto de Brasil, el ministro de Defensa, Raul Jungmann, aseguró que el Gobierno de esa nación no tolerará la “intromisión ni intervención” de cualquier país en América del Sur para solucionar la situación política que vive Venezuela.

Colombia, Panamá, Brasil y Argentina han secundado las acciones injerencistas de Estados Unidos sobre los asuntos de Venezuela, que han sido denunciadas por el Gobierno Bolivariano. Las autoridades venezolanas instan a estas naciones a defender la paz en la región y abandonar dicha postura.

“La cuestión venezolana interesa en primer lugar a su pueblo y en segundo lugar a nuestra región. Es muy bienvenido el apoyo político de actores y mediadores de otras partes del mundo, pero no será admitida, en nuestro continente, cualquier modalidad de intervención extrarregional”, aseguró el ministro brasileño.

Agregó que en su país buscan “(…) una salida pacífica de paz, sin conflicto en Venezuela, y en segundo lugar, que no ningún tipo de intromisión ni intervención de potencias externas”.

Jungmann destacó que hay divergencias entre los países de América del Sur sobre la situación venezolana, pero que hay un consenso en lograr una “salida pacífica” y sin “intromisión ni intervención” de otros países.

Sus declaraciones fueron dadas en el marco de las amenazas que recibió Venezuela por Donad Trump, presidente de Estados Unidos, en las que consideraba la opción de una intervención militar en el país.

Varios países de la región caribeña se han pronunciado en contra de la nueva ola de amenazas y sanciones económicas de Trump contra Venezuela, entre ellos Bolivia y Nicaragua que catalogan las acciones del mandatario como de “violatorias de la carta de la OEA”.

Información TELESUR