Liné Balthazar es uno de los presuntos implicados en el asesinato de Juvenal Moise FOTO ARCHIVO

CIUDAD MCY.- El líder político haitiano Liné Balthazar confirmó este miércoles su disposición a responder a la justicia, tras divulgarse las órdenes de arresto emitidas en su contra, por presunta implicación en el asesinato del mandatario Jovenel Moïse.

Así lo reseñó la agencia de noticias Prensa Latina, que además señala que Balthazar, quien preside el gobernante partido Tet Kalé, aseguró que se enteró por la prensa y las redes del edicto de la Fiscalía, y negó ser informado de manera oficial por las autoridades; no obstante, aseveró que se presentará ante el Ministerio Público.

Cabe señalar que, en días recientes circularon a través de las redes sociales las fotografías de órdenes de detención contra Balthazar, el ex primer ministro Paul Denis y los pastores Gérald Forges y Gérald Bataille.

Los decretos fueron emitidos el 12 de julio, cinco días después del magnicidio, y en la misma jornada en el cual el líder político propuso junto a una coalición de partidos al presidente del Senado, Joseph Lambert como jefe de Estado provisional.

Denis calificó las órdenes de persecución política, aunque reconoció en una emisora local que sostuvo encuentros con los pastores Forges y Bataille, junto al médico haitiano Enmanuel Sanon, quien fue arrestado y acusado de planificar el asesinato.

De acuerdo con el exjefe de Gobierno, Sanon le ofreció unirse al equipo, y aseguró que el destino del mandatario asesinado «estaba sellado», aunque negó cualquier implicación con el crimen.

Moïse fue ultimado en su residencia de Puerto Príncipe por al menos 12 disparos, y los integrantes del comando armado sospechoso de perpetrar el homicidio se identificaron como agentes de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés).

La policía arrestó a 44 personas, entre ellas, cuatro policías acusados de asistir a los «mercenarios», así como 18 colombianos y cinco estadounidenses de origen haitiano.

AVN