CIUDAD MCY.- Tras conocerse el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio Climático, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, dijo que los resultados podrían tomarse en cuenta como «un código rojo para la humanidad», pues las señales de alarma «son ensordecedoras y las pruebas son irrefutables».

Guterres señaló que el umbral de calentamiento global acordado internacionalmente de 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales estaba «peligrosamente cerca». Corremos el riesgo inminente de alcanzar los 1,5 grados a corto plazo. La única manera de evitar que se sobrepase este umbral es redoblar urgentemente nuestros esfuerzos y perseguir la vía más ambiciosa.

«Debemos actuar con decisión ahora, para mantener vivo el umbral de los 1,5 grados», advirtió el líder de la ONU.

El titular de la ONU explicó que las soluciones están claras: «Las economías inclusivas y verdes, la prosperidad y un aire más limpio, junto con una mejor salud, son posibles para todos, si respondemos a esta crisis con solidaridad y valor».

Asimismo, añadió que antes de la crucial conferencia sobre el clima COP26, que se celebrará en Glasgow en noviembre, todas las naciones -especialmente las economías avanzadas del G20- «deben unirse a la coalición de emisiones netas cero y reforzar sus promesas de frenar y revertir el calentamiento global, con planes creíbles, concretos y mejorados» que establezcan medidas detalladas en las llamadas Contribuciones Nacionales Determinadas.

Informacion AVN