Gran cantidad de comunicadores sociales, alternativos y comunitarios, así como estudiantes y público en general, disfrutó de cada una de las jornadas | FOTOS NATHAN RAMÍREZ

>Este año la formación fue el plato fuerte del evento que contó con un grupo de experimentados profesionales de la comunicación.

CIUDAD MCY.- El pasado viernes culminó el III Congreso de Periodismo Cultural, en homenaje a Miyó Vestrini, Luis Alberto Crespo, Manuel Quintana Castillo y Juan Calzadilla, organizado por la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte), presidida por Freddy Ñáñez. Durante cinco días, extraordinarios profesionales de la comunicación dirigieron foros, ponencias y talleres.

El Teatro Bolívar fue el escenario escogido por los organizadores para que se realizaran los foros del Congreso por donde desfilaron destacados comunicadores como Pedro Ruíz, Earle Herrera, Edmundo Aray, Alberto Rodríguez Carucci, Lorena Almarza, Lil Rodríguez, Rafael Saavedra, Luigino Bracci, Josñe Manuel España, Rafael Saavedra, Juan Antonio Calzadilla, Gabriel Jiménez Emán, Antonio Trujillo, Diego Sequera y Gustavo Pereira.

Los asistentes pudieron discernir sobre temas como La importancia de la historia del periodismo cultural en Venezuela: Tres miradas sobre la crónica; ¿Por qué es importante la crítica cultural? y Redes Sociales, marketing, autopromoción y periodismo.

Fundarte incluyó este año talleres de mucha importancia para los comunicadores culturales acerca de temas como crítica teatral, redes sociales, periodismo cultural como herramienta descolonial, crítica de cine, estética y pensamiento crítico, crítica y reseña de artes plásticas, crónica musical, fotoperiodismo, cómo se comenta un libro y la relación entre escritura y periodismo.

El III Congreso de Periodismo Cultural culminó con un homenaje a cuatro personalidades que durante su trayectoria contribuyeron al fomento del periodismo cultural venezolano: Miyó Vestrini, Luis Alberto Crespo, Manuel Quintana Castillo y Juan Calzadilla.

Gabriel Jiménez Emán, Antonio Trujillo, Diego Sequera y Gustavo Pereira fueron los encargados de exponer sobre la vida de los homenajeados.

El ensayista y poeta Gabriel Jiménez Emán hizo una semblanza de Miyó Vestrini. Consideró que la artista francesa, quien llegó a temprana edad, con sus padres, a Venezuela, fue “una sensibilidad profunda, un grito interior enteramente existencial”.

“Fue nuestra primera poeta urbana creadora de una lírica caracterizada por la preocupación de los problemas sociales y políticos de su época”, dijo Jiménez.

Hablar del poeta y escritor Luis Alberto Crespo le correspondió la tarea al también cronista y poeta, Antonio Trujillo.

“Crespo tomó el alma de Carora, su pueblo, y la inspiración que le generaron otros artistas para construir su obra propia, su casa propia, casa del ser”, afirmó Trujillo.

También resaltó la importancia de tal personalidad al calificarle como “un cronista del alma popular, a quien le interesa mucho la preservación de la venezolanidad”.

Con respecto al ensayista, artista plástico y locutor venezolano, Manuel Quintana Castillo, el poeta y crítico literario, Gustavo Pereira, relató anécdotas importantes del homenajeado y resalto la actitud crítica de Quintana Castillo respecto a la sumisión cultural y la enajenación existente en el arte venezolano.

Pereira también explicó que para el artista, “los conceptos del arte fueron alterados”.

“En vez de someternos a dogmas extranjeros, es necesario descubrir y reinventar nuestras composiciones propias”, apuntó.

Durante su ponencia, manifestó que la crisis del periodismo en el país, radica en el espacio que le dan las escuelas de comunicación al género cultural.

“No sé qué habrá contra el periodismo cultural, pero los diarios desaparecieron las páginas de cultura; ahora se llaman de arte y espectáculos. Responde a la industria cultural intrascendente que ni siquiera divierte, sino que distrae”, resaltó.

Aseguró que existe una contracultura que es la que promueve los antivalores, visto desde las palabras de Manuel Quintana en el texto La cultura de la resistencia en el que señala: “Los enemigos de la autonomía cultural están afuera y adentro de nuestra sociedad: si la penetración viene de afuera, la satelización se lleva a cabo (…) a veces con un extraño celo que solo puede explicarse recordando que los sirvientes son más acuciosos que los amos”.

El último pero no menos importante expositor de esta excelente jornada fue el periodista y analista internacional, Diego Sequera, quien aseguró estar orgulloso de elogiar la extraordinaria obra del destacado pintor, poeta y crítico, Juan Calzadilla dando a conocer experiencia que lo relacionan con el escritor y su lirismo y profundidad política y cultural.

Refirió que Calzadilla cuenta con una gran capacidad de renovación al punto que obliga a actualizarse constantemente “para estudiarlo y alabar sus ideas”.

Para cerrar el evento, Freddy Ñáñez tomó la palabra y expresó que el congreso fue el “punto de partida por todo lo que se logró en los talleres y foros”, lo cual antecedió a la creación del Premio de Periodismo Cultural Miyó Vestrini.

La Alcaldía de Libertador (Caracas) creó el premio con la finalidad de “reconocer el trabajo que se hace en crónicas, entrevistas, reportajes, críticas y artículos de opinión. Todos aquellos que publiquen su trabajo en blogs, redes sociales o en medios impresos, pueden enviar su material una vez que se hayan publicado las bases del concurso”, aseguró Ñáñez.

Agradeció a todos los que de una u otra forma hicieron posibles la organización del Congreso y afirmó que se cumplió el objetivo de “estimular la escritura de un país cultural que a veces pasa desapercibido. La cultura tiene que dejar de ser esa nota de color que ponen al final del noticiero y que pase a ser un acontecimiento que nos permita conocer la realidad del país”.

LA FORMACIÓN FUE IMPORTANTE

Este año, Fundarte incluyó en el III Congreso de Periodismo Cultural una serie de talleres por medio de los cuales más de mil participantes recibieron capacitación profesional.

Los talleres de formación fueron la novedad en esta edición del III Congreso de Periodismo Cultural | FOTO MARCOS MANAMA

Durante cinco días continuos los profesionales inscritos acudieron a las instalaciones de la biblioteca Simón Rodríguez y del Cine Cipreses para maximizar sus conocimientos, a través actividades didácticas como Redes Sociales, por Jeisson Rauseo; Reseña y Crítica de Artes Plásticas, por Rubén Wisotzki; Periodismo Cultural Como Herramienta Descolonial, por Saúl Rivas Rivas; Leer para las Masas: ¿Cómo se Comenta un Libro?, con Alberto Rodríguez Carucci; Fotoperiodismo, por Héctor Castillo, y Crítica Teatral, por Bruno Mateo.

Con respecto al taller La Escritura Literaria y el Periodismo, el filósofo, narrador, poeta, ensayista y profesor Juan Antonio Calzadilla, expresó: “El taller busca producir una reflexión sobre los procedimientos canónicos del periodismo y de igual manera una experiencia creativa con la escritura ficcional que libere un poco la restricción del lenguaje, esa minimización de la intensidad del sentido”.

El III Congreso de Periodismo Cultural se realizó con la finalidad de promover y fortalecer el periodismo cultural en Venezuela como una herramienta para la transformación social, partiendo del análisis de los distintos acontecimientos culturales y de cómo estos son difundidos por los medios de comunicación social.

LUZMAVIAL ALVARADO