CIUDAD MCY.- Los miembros del Tribunal Supremo Federal (STF) fueron amenazados este viernes por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuando se prevé que en los actos programados para el 7 de septiembre, Día de la Independencia de Brasil, simpatizantes del mandatario realicen marchas contra los magistrados de la Corte.
En un acto realizado con simpatizantes en el municipio de Tanhaçu, en el estado de Bahía, el jefe de Estado brasileño afirmó la participación del Ejército en un recorrido por la sede del órgano de Justicia, reseñó Telesur.

«No criticamos instituciones ni poderes. Somos puntuales. No podemos admitir que una o dos personas, usando la fuerza del poder, quieran darle otro rumbo a nuestro país», expresó Jair Bolsonaro.

Refiriéndose al político Alexandre de Moraes y al también presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Luís Roberto Barroso, el mandatario subrayó que «tienen que entender su lugar, y su mensaje. Pueblo brasileño en las calles el próximo martes 7 será un ultimátum para estas dos personas».

Bolsonaro convocó al juez supremo Alexandre de Moraes a acompañarlo en el acto del 7 de septiembre después de afirmar que el político del TSE lo investiga por diseminar noticias falsas y atentar contra el sistema electoral con sus denuncias de fraude sin pruebas.

La convocatoria a la marcha del 7 de septiembre fue rechazada por el Congreso y el propio Supremo y condenada por organizaciones, sindicatos, e incluso por partidos políticos de la derecha, los cuales han opinado contra cualquier tipo de «aventura autoritaria».

Bolsonaro se prepara para participar en protestas calificadas como «golpistas» por medios locales y agendas programadas para el feriado del 7 de septiembre en la Explanada de los Ministerios, en Brasilia, y en la Avenida Paulista, en São Paulo.

Por su parte, los simpatizantes del mandatario ultraderechista están llamando a producir una «intervención militar» contra el Congreso de Brasil y la Suprema Corte para clausurar las respectivas sedes.

Información AVN