Los representantes de ambos países dialogarán sobre migración e inversiones eléctricas, entre otras acciones FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció que este jueves 9 de septiembre el inicio del Diálogo Económico de Alto Nivel entre esta nación y Estados Unidos, para resolver los problemas bilaterales.

De acuerdo con Ebrard, el propósito del diálogo es acelerar las inversiones en México, el movimiento económico y el bienestar.

En este sentido, se tratarán temáticas como la infraestructura fronteriza, los semiconductores, movilidad eléctrica de la industria automotriz en México, la inversión en el sur del país, la inversión en Centroamérica y ciberseguridad, entre otros.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció en su conferencia matutina que la reunión estaría encabezada por la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, y Ebrard, en representación de su país.

Previamente, el mandatario mexicano había anunciado que enviaría una carta a su homólogo, Joe Biden, donde propondría la puesta en marcha de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro, en Guatemala, El Salvador y Honduras, con el objetivo de generar 330 mil empleos directos entre las familias de esos países en seis meses.

“De ahí el planteamiento nuestro, vamos a proponer que se otorguen visas temporales de trabajo”, pues, en su opinión, quienes se inscriban en estos programas podrán obtener una visa temporal de trabajo.

Con esta transformación, las necesidades migratorias se mitigarían y se arraigaría a las personas en sus lugares de origen. La propuesta de México indica que estas acciones deberá financiarlas la administración Biden.

Igualmente, se propone que Washington otorgue visas temporales por seis meses a quienes hayan demostrado buen desempeño en esos programas para que trabajen en Estados Unidos.

Según el mandatario mexicano, las relaciones con EEUU son buenas, y de ahí también se desprende el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), un tratado comercial entre esos países que sustituyó al Tratado de Libre Comercio (Tlcan), firmado en noviembre de 2018.

Finalmente, López Obrador insistió en que de esa buena relación comercial se deslindan ventajas, pues en su vecino norteño hay un plan para crear infraestructura local, lo que significa un monto elevado de recursos económicos.

“Lo que nosotros estamos haciendo es convencer (a Washington) de que se puede regularizar el flujo migratorio, porque se necesita fuerza de trabajo”, arguyó el jefe de Estado mexicano, mientras resaltó la fortaleza de América del Norte para producir electrodomésticos y de la necesidad de fuerzas de trabajo para la construcción de infraestructuras.

Información TELESUR