Miembros de la comunidad chilena en Londres protestan contra la visita del presidente Sebastián Piñera frente a la residencia del primer ministro británico Boris Johnson FOTO PRENSA LATINA

CIUDAD MCY.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, fue recibido hoy (ayer) con gritos de ‘asesino’ y demandas de libertad para los presos políticos a su llegada para reunirse con el primer ministro británico Boris Johnson.
Los manifestantes, convocados por la Asamblea Chilena de Londres y la Red de Solidaridad con Chile, se congregaron desde horas tempranas frente a Downing Street 10, residencia del gobernante conservador británico para esperar a Piñera, quien se encuentra en Reino Unido como parte de una gira europea, que incluyó Francia, España e Italia.

“Consideramos que su presencia aquí es un insulto para todos los compañeros que en Chile han sufrido las consecuencias de este Gobierno brutal”, dijo a Prensa Latina Cristina Navarrete, una de las participantes en la protesta.

Navarrete, quien sufrió prisión y torturas en su país natal tras el golpe militar que derrocó al presidente constitucional Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973, apuntó que bajo el mandato actual de Piñera más de cuatro mil personas permanecen encarceladas por participar en las protestas populares de 2019 y 2020, donde al menos 400 manifestantes, agregó, perdieron la visión por los disparos de los policías.

Carlos González, coordinador de la Red Europea de Chilenos y miembro de la Asamblea Chilena de Londres, señaló, por su parte, que esas organizaciones enviaron una carta a Johnson en la que exhortan al primer ministro a pedirle a su invitado que se comprometa a juzgar a los agentes que cometieron atrocidades en Chile y libere a los miles de detenidos.

El activista criticó también que el Gobierno británico recibiera con honores a un hombre sobre el que pesan acusaciones de crímenes contra la humanidad por los cuales, recalcó, debería responder ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya.

Tras manifestarse frente a la residencia oficial del gobernante británico, el grupo de chilenos se dirigió hacia la embajada de su país para recordar a las víctimas del golpe militar de hace 48 años.

Al respecto, Navarrete, quien se considera heredera de la generación que aspiraba a tener una sociedad mejor bajo el Gobierno constitucional de Allende, comentó que el objetivo es rendir homenaje a las víctimas de la acción que encabezó Augusto Pinochet, y exigir la liberación de los presos políticos, sin los cuales, dijo, no habría sido posible escribir la nueva constitución chilena.

El Trade Union Congress (TUC), una de las mayores centrales sindicales británicas, también rechazó la presencia del presidente de Chile y exigió al gobierno británico condenar la brutal represión contra las manifestaciones populares por parte de las autoridades chilenas.

Información PRENSA LATINA