CIUDAD MCY.- Grupos de derecha extrema redoblaron este domingo su llamado a vacar (destituir) al presidente Pedro Castillo y acusar al Gobierno de vínculos terroristas, en medio del impacto de la muerte del exjefe alzado Abimael Guzmán.

En un acto de conmemoración del 29 aniversario de la captura de Guzmán, los organizadores llamaron a ‘recuperar el Palacio de Gobierno’ y cesar al mandatario, prédica que esos sectores mantienen desde la instalación del nuevo Gobierno, hace menos de siete semanas en manifestaciones callejeras.

Oradores, en su mayoría políticos de escaso éxito, como el exministro Jorge del Castillo, llamaron abiertamente a desalojar a Castillo del gobierno, bajo el supuesto de que el Ejecutivo está en manos de elementos ligados al grupo armado Sendero Luminoso.

Del Castillo afirmó que ante la falta de decisión del Parlamento para vacar al mandatario, ‘la calle’ derroque al mandatario con movilizaciones constantes.

Sostuvo que el Gobierno pretende ‘entregar el cadáver de Guzmán’ a los senderistas y por ello dejó el asunto en manos del Ministerio Público en lugar de atender el clamor derechista de incinerarlo y echar al mar sus cenizas.

La parlamentaria Norma Yarrow, de la bancada del grupo Avanza País, anunció que mañana acudirán al Ministerio Público a exigir que les muestren el cadáver del exjefe senderista, en medio de rumores derechistas que ponen en duda su muerte.

La legisladora llamó ‘miserables’ a cuatro ministros cuyo retiro exige sectores de oposición que los acusan de vínculos con Sendero Luminoso, pese a que lo han negado reiteradamente.

Del Castillo acusó además al primer ministro, Guido Bellido, de ‘ofender al Ejército’, sin dar precisiones, y exigió que el jefe del Ejército, general José Vizcarra, se pronuncie contra Bellido o de lo contrario renuncie.

Otro exministro, Fernando Rospigliosi, del partido neoliberal Fuerza Popular (FP) celebró, como todos los oradores, la muerte de Guzmán y llamó a seguir luchando ‘para echar del palacio de gobierno a nuestros enemigos de Sendero Luminoso’.

‘Muerto Abimael Guzmán, ahora tenemos que terminar con Pedro Castillo’, sostuvo Francisco Diez Canseco, muchas veces fracasado electoralmente.

Los animadores del mitin lanzaban consignas anticomunistas e incitaban a reclamar la vacancia de Castillo y a llamar ‘terroristas’ a quienes reflexionen sobre las causas sociales de la subversión senderista o llamen guerra interna a la violencia política de décadas pasadas.

Información PRENSA LATINA