El presidente iraní, Ebrahim Raisi, reiteró que la política hegemónica de Washington y sus sanciones han fracasado | Foto @Iran_GOV

CIUDAD MCY.- El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, llamó a respetar los derechos de las naciones para lograr justicia y libertad en su discurso en el periodo de sesiones de la 76| Asamblea General de las Naciones Unidas.

“De hecho, cualquier violación de los derechos de las naciones, más que nada, pondrá en peligro la paz y la seguridad mundiales”, dijo el mandatario.

Raisi mencionó dos hechos históricos de este 2021 de alta significación para el mundo: el primero fue el asalto al Congreso estadounidense el pasado 6 de enero y el segundo fue la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán y el correspondiente retorno de los talibanes.

“Desde el Capitolio a Kabul, se envió un mensaje claro al mundo: el sistema hegemónico de Estados Unidos no tiene credibilidad, ni dentro ni fuera del país”, destacó.

En opinión del líder iraní la imposición de la identidad occidentalizada ha fracasado de forma estrepitosa, en tanto, solo ha logrado derramamiento de sangre e inestabilidad y son los pueblos oprimidos y los contribuyentes de Estados Unidos quienes pagan por esa falta de racionalidad.

“Si la racionalidad prevalece en las mentes de quienes toman las decisiones, deben darse cuenta de que la perseverancia de las naciones es más fuerte que el poder de las superpotencias”, apuntó.

A su vez, aseveró que EE.UU. se equivocó al modificar su forma de guerra en lugar de cambiar su forma de vida.

“Las sanciones son la nueva forma de guerra de Estados Unidos con las naciones del mundo”, criticó Raisi. Además, arguyó que esas sanciones son incluso anteriores a la revolución islámica, “se remontan al año 1951 cuando se inició la nacionalización del petróleo en Irán”.

Al respecto, denunció que las sanciones, especialmente en temas de medicina, en medio del contexto de la pandemia de la Covid-19 constituye un crimen de lesa humanidad.

“La República Islámica de Irán propone que se declare prohibida cualquier tipo de restricción o interrupción inducida por sanciones en el suministro de buena salud y medio ambiente como dos cuestiones humanitarias”, anunció.

Además, condenó las sanciones de Estados Unidos, en especial las relacionadas con artículos humanitarios y exigió que ese crimen organizado se registre como símbolo de los derechos humanos estadounidenses.

El presidente iraní rechazó el extremismo religioso que utiliza como base al islam y defendió las alianzas de seguridad colectiva impulsadas por su país en Medio Oriente.

En relación con el acuerdo nuclear, comunicó que la política de máxima presión aplicada por estados Unidos ha fracasado. “Exigimos la implementación de reglas internacionales. Todas las partes deben mantenerse fieles al acuerdo nuclear y a la Resolución de la ONU en la práctica”.

Información Telesur