Correa afirmó que la Fiscalía General está actuando bajo presión | Foto ANDES

**Correa es afín al vicepresidente Jorge Glas y está enfrentado con el actual presidente Lenín Moreno, al que considera un «traidor».

CIUDAD MCY.- El expresidente ecuatoriano Rafael Correa volvió a defender al vicepresidente Jorge Glas, quien permanece en prisión preventiva por la investigación del caso Odebrecht, al señalar que es una medida innecesaria, y demandó que no se judicialice la política.

Calificó el proceso contra el vicemandatario actual como una “canallada” y apuntó que él había declarado que no saldría del país, pero fue prisionero bajo el criterio de riesgo de fuga para humillarlo y declarar el abandono del cargo, para poder apoderarse de la Vicepresidencia, ya que él sería un estorbo para los planes del gobierno.

«Ahí está todo el problema», pues la estrategia era «apoderarse de la Vicepresidencia», ya que Glas podría representar un «estorbo para los planes» del actual gobierno, opinó Correa en entrevista difundida la noche de este miércoles por la cadena internacional de televisión CNN.

Correa, afín a Glas y enfrentado con Moreno, al que considera un «traidor», insinuó incluso que funcionarios de la Fiscalía podrían estar bajo una gran presión y, eventualmente, bajo extorsión para actuar contra el vicepresidente.

Correa opinó que el fiscal Carlos Baca, que pidió el cambio de medidas cautelares para Glas esta semana, está actuando bajo presión y es incomprensible su comportamiento. “Que el mundo tiemble, un hombre inocente está en la cárcel”, aseveró.

Información TÉLAM |ANDES | AVN