ANTONIO DAZA

La oposición inmadura e incoherente en su filosofía pretende establecer las normas y reglamentos que se le antojen y de acuerdo a su conveniencia para participar en las elecciones regionales para elegir gobernadores de Estado.

Después de la alharaca que iban o no iban al fin decidieron realizar unas primarias para elegir sus candidatos demostrando una democracia interna que no practican, solo para aparentar ante el mundo su talante democrático.

Pero al ver los resultados de la consulta entre sus seguidores, empezaron los pataleos y a buscar la forma para que los predilectos de los amos quedaran como candidatos ya que muchos de los elegidos no cuentan con la aprobación de las cúpulas.

Ahora exigen al CNE que les acepten los cambios y sustituciones de candidatos para poner a dedo los de su arado violentando la voluntad de sus seguidores como si este ejercicio democrático fuera un juego donde puedo sacar y meter jugadores a mi antojo.

Se escuchan las rabietas de algunos de los que quedaron por fuera reclamando un derecho inexistente y caprichoso.

Estas y otras son demostraciones de la falsedad de sus acciones y objetivos que reafirman la poca voluntad de cumplir las leyes y seguir demostrando que solo desean el poder para sacar a la revolución del camino que no les deja entregar la Patria, como cualquier judas.

Razones muchas para no votar por la oposición, al hacerlo, sería convertirse en cómplice del terrorismo negando todos los valores que nos califican de seres humanos, racionales.

En suma L. López, Capriles, J. Borges, Guevara ya no cuentan solo queda sin saber si también paga R. Allup una derecha sin liderazgo que ha dejado en manos de contrabandistas su candidata por lo menos en Táchira, no puede ser referencia de cambio hacia lo mejor, por eso es que digo que a la Revolución estos fascistas no la detendrán y cada día se alejan más de llegar a ser Gobierno
Mientras esperamos por su desaparición como los dinosaurios.

No se debe ser débil, si se quiere ser libre.