**23 jueces criollos asumirán la tarea de hacer respetar las reglas del juego. Para esta campaña habrá cuatro debutantes.

CIUDAD MCY.- El mayor pasatiempo del venezolano da inicio hoy a la temporada, y nuevamente los encargados de hacer cumplir las reglas del juego tienen la ardua tarea de hacer un trabajo óptimo, en el que sus sentencias no sean determinantes en cada uno de los juegos de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

Para la presente temporada 2017-2018, el coordinador de árbitros, Miguel Hernández, dejó saber que esta zafra será comandada por puros criollos. Hecho que no se había presenciado durante el presente milenio, convirtiéndose la pasada campaña en la última que tuvo la presencia reducida de foráneos.

Cuatro nuevos miembros se unirán al grupo de 19 umpires que repiten para esta campaña. La designación por parte de Hernández en darles la oportunidad a nuevos integrantes, surge precisamente a raíz de la ausencia de los importados, aunado a la fuerte y constante preparación que han tenido los noveles jueces.

“La evaluación de ellos fue por su experiencia en la Liga Colombiana y en la Dominican Summer League. Aunque estas ligas son menos fuertes que la nuestra, el buen nivel de estos jóvenes conllevó a que fueran invitados esta temporada. El crecimiento y acelerado ascenso que tienen ellos promete”, destacó Hernández.

Johan Prochorón, Anderson Valero, Enmanuel Pérez y Gregory Jiménez serán las nuevas caras para esta campaña; todos ellos surgen de las granjas de la Academia Venezuelan Umpire Camp. Junto a este grupo, también repetirán nombres conocidos, tales como Jonathan Parra, Jorge Terán, Jesús Santiago, Leonardo Nieves, Edward Pacheco, David Arrieta, Edwin Jiménez, Emil Jiménez, Jean Torres, Jhonatan Biarreta, José Navas, Juan Gómez, Luis González, Osmel Pimentel, Carlos Leal, Gabriel Alfonzo, Rainiero Valero, Yosman Méndez y Raúl Moreno.

Nuevamente el Challenge seguirá implementándose pero con una novedad, así como se verá por primera vez en la liga la implementación del boleto intencional directo y todas las nuevas normativas que se ejecutan en la Liga Mayor de Béisbol.

En el caso del primero, cada equipo tendrá la disponibilidad de dos repeticiones (challenge) desde el primero al séptimo inning, y en los dos episodios finales (octavo y noveno) tendrán una revisión más, y las otras quedarán en jugada cerrada a juicio del árbitro.

En nombre de toda la organización de Venezuelan Umpire Camp, se le augura el mayor de los éxitos a todos los “hombres de azules” que con su trabajo impartirán justicia dentro de los ocho terrenos de juegos y en donde un solo equipo logrará coronarse.

Información PRENSA VUC