CIUDAD MCY.- Las acciones judiciales emprendidas por el Ministerio Público (MP) en torno a daños patrimoniales asociados a contrataciones ilegales en la Faja Petrolífera del Orinoco, delitos de fraude importador y desmantelamiento de vehículos de Petróleos de Venezuela, arrojaron un total de 26 personas detenidas, 18 allanamientos y 35 órdenes de aprehensión en los últimos dos meses.

En rueda de prensa ofrecida este miércoles en la sede del MP en Caracas, el fiscal general, Tarek William Saab, precisó que nueve personas han sido detenidas por cometer fraude importador para obtener con fraude divisas a través de Cadivi y Cencoex.

Precisó que el Ministerio Público ha verificado 32 empresas, a través de allanamientos e investigaciones, de las cuales 26 son fantasmas. Entre agosto y octubre se realizaron nueve allanamientos y hay 22 órdenes de aprehensión pendientes para ser ejecutadas.

En la última semana fueron detenidas seis personas por su vinculación con la práctica de fraude importador para la obtención ilícita de divisas, entre ellos Gabriel Peña y María Margarita Sigala de Muñoz, accionistas de Azucarera Río Turbio C.A, a quienes se les imputaron delitos de obtención ilícita de divisas, uso de documentos públicos falsos, asociación para delinquir y legitimación de capitales.

Por este caso existen ocho órdenes de aprehensión que están en marcha. Río Turbio recibió 156 millones de dólares entre 2004 y 2017 con sobrefacturación para importación de azúcar cruda a granel.

Continúan investigaciones en la Faja Petrolífera

Con las investigaciones que ha emprendido la Fiscalía sobre acciones de sabotaje a la industria petrolera, se ha logrado la detención de 17 personas por casos de corrupción vinculados a contratos con sobreprecio en la Faja Petrolífera del Orinoco y al desmantelamiento de vehículos de la flota de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Por el caso de la Faja Petrolífera del Orinoco han sido allanadas nueve empresas y se encuentran privadas de libertad tres personas: Pedro León, exdirector de la Faja; Manuel Vicente Sosa Morales, actor y socio de la empresa Suministros Gramal C.A., imputado este martes por los delitos de peculado doloso propio, concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir; y Carlos Esteban Urbano Fermín, directivo de la empresa Cuferca. Dos hermanos de Urbano Fermín están prófugos de la justicia y el MP tramita la activación de alerta roja de Interpol.

Precisó que en el caso de Petrozamora hay nueve gerentes y directores de Pdvsa con medidas de privativa de libertad. Uno de ellos se encuentra bajo arresto domiciliario y con prohibición de salida del país, ya que se acogió a la delación, figura prevista en el Código Orgánico Procesal Penal.

En el caso del desmantelamiento de más de mil vehículos en el estado Monagas, hay cinco funcionarios detenidos. Esta semana se puso a las órdenes del Ministerio Público Jesús Moreno, gerente de transporte de la división Pdvsa Carabobo, quien se encontraba prófugo.

Información AVN