Fue necesario utilizar la “fuerza letal” para intentar controlar a los reos | FOTO HISPANTV

CIUDAD MCY.- Al menos trece reos murieron y 25 resultaron heridos, ocho en grave estado, incluido un policía estatal, durante un motín en la cárcel de Cadereyta, en el estado mexicano de Nuevo León, en el norte del país.

Aldo Fasci, director del Centro de Información para la Seguridad del Estado de Nuevo León (Cisec), declaró este miércoles en conferencia de prensa que los presos amotinados retuvieron a tres guardias y las autoridades buscaron negociar su liberación sin éxito.

“Durante la madrugada de hoy (martes) se inició una protesta de un grupo de internos en el Penal de Cadereyta”, informó Fasci, y “se tuvo que tomar la determinación de hacer uso de la fuerza letal”, agregó alegando la posibilidad de que los guardias fuesen asesinados.

Destacó que la protesta de la madrugada fue controlada, pero para la tarde se reactivó por un grupo de unos 150 internos que comenzaron a quemar basura y colchones, así como a agredir a las fuerzas de seguridad que entraron a la cárcel para intentar controlar las protestas.

Información HISPANTV