Refugiados rohingyas tras cruzar el río Naf desde Myanmar hacia Bangladés | FOTO HISPANTV

**Naciones Unidas tachó de limpieza étnica y de crímenes de lesa humanidad los ataques de militares birmanos a esta minoría musulmana.

CIUDAD MCY.- La Organización de las Naciones Unidas emitió este miércoles un informe en el que afirma que las fuerzas de seguridad de Myanmar (antigua Birmania) llevaron a cabo ataques “bien organizados, coordinados y sistemáticos” contra los rohingyas en ese país, con el fin de expulsar a la minoría musulmana.

La privación de derechos, incluso de ciudadanía, a los rohingyas, pareciera ser parte de “un plan cínico para expulsar por la fuerza a grandes contingentes sin posibilidad de regresar” a sus tierras, afirmó el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnur), Zeid Raad al-Husein, en un comunicado.

Asimismo, destacó que los ataques sistemáticos e incendios de aldeas constituyen “la definición misma de la limpieza étnica”.

En la nota, Acnur sostiene que los ataques de fuerzas de seguridad y extremistas budistas contra los rohingyas en el estado de Rajine fueron “coordinados y sistemáticos” con la intención no solo de expulsarlos de Myanmar, sino también impedir su regreso.

El informe se basa en 65 entrevistas llevadas a cabo a mediados de septiembre con rohingyas, individualmente o en grupo, cuando más de medio millón de personas de ese grupo étnico huían de la represión a Bangladés.

Unos 515 mil rohingyas cruzaron al vecino Bangladesh en el último mes y medio, después de que el ejército de Myanmar lanzase una supuesta operación contra insurgentes de esa minoría religiosa en la región. La mayoría vive ahora en campos de refugiados o a la intemperie, lo que provocó reiterados pedidos de fondos de la ONU a la comunidad internacional para asistirlos.

Información TÉLAM