Los violentos cantaban consignas a favor de la unidad española y hacían saludos fascistas

CIUDAD MCY.-Graves incidentes se registraron este jueves en la famosa plaza Catalunya barcelonesa al finalizar la concentración con motivo del Día de la Hispanidad, que se celebra cada 12 de octubre, aunque este año con un mensaje a favor de la unidad de España en medio de la tensión por el independentismo catalán.

Medios locales indicaron que varios grupos se enfrentaron en una batalla campal, lanzándose sillas y otros objetos, a la altura de un conocido e icónico bar situado en esta plaza, el bar Zúrich, por lo que un agente de la Guardia Urbana resultó herido levemente.

Los Mossos d’Esquadra (Policía catalana) abrieron una investigación sobre la circunstancias de estos actos violentos que iniciaron al mediodía. Indican que estos grupos habrían venido expresamente a la citada manifestación, y que ya han sido identificadas unas 20 personas.

Paralelamente, unas 350 personas, según cifras del Ayuntamiento de Barcelona, asistieron a otra concentración de extrema derecha durante la cual se quemaron banderas independentistas catalanas y se profirieron consignas contra el presidente de la Generalitat (gobierno regional), Carles Puigdemont, y el mayor de Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

Esta otra marcha, un grupo se sumó a los presentes y siguieron un recorrido. Muchos manifestantes llevaban banderas preconstitucionales, españolas y catalanas y algunas tenían símbolos fascistas. Además, los manifestantes gritaron consignas islamófobas y arremetieron contra los refugiados, a los que tacharon de invasores.

En la plaza Sant Jordi, un grupo quemó con bengalas algunas “esteladas” (banderas independentistas catalanas) y también banderas con la consigna “Hola República”, mientras cantaban consignas a favor de la unidad de España y hacían saludos fascistas.

Información HISPANTV