CIUDAD MCY.- El presidente Michel Temer dijo este lunes estar convencido que existe una confabulación para derrocarlo del puesto que ocupó el pasado año, tras el golpe parlamentario-judicial perpetrado contra la mandataria constitucional, Dilma Rousseff.

“Jamás podría creer que hubiera una conspiración para derribarme de la Presidencia de la República. Mas, los hechos me convencieron y son incontestables”, sostuvo el inquilino del Palacio de Planalto en una carta dirigida a diputados y senadores en víspera de comenzar a analizarse la segunda denuncia presentada contra él.

Poco antes de dejar su puesto, a mediados de septiembre último, el entonces fiscal general, Rodrigo Janot, acusó a Temer de liderar una organización criminal y de intentar obstruir la justicia. Antes, el propio Janot lo convirtió en el primer presidente en pleno ejercicio de sus funciones en ser acusado de corrupción pasiva.

Información PL