El ministro ruso, Serguei Lavrov, expresó su preocupación por los nuevos pasos de Washington

CIUDAD MCY.-Rusia exigió a Estados Unidos explicaciones sobre su nueva estrategia de crear los llamados consejos locales en determinadas zonas de Siria, donde una coalición occidental actúa sin el consentimiento de Damasco.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, expresó su preocupación por los nuevos pasos de Washington en la nación levantina, en especial después que las tropas sirias, con ayuda de la aviación rusa, liberaron la ciudad de Alma-Edin.

Se conoce que las fuerzas transitaron sin impedimento alguno por zonas bajo control de grupos armados apoyados por Estados Unidos para reforzar operaciones contra las fuerzas gubernamentales sirias, declaró Lavrov.

Estados Unidos deseaba que el llamado Ejército Democrático Sirio (EDS) pudiera entrar antes en Alma-Edin, donde concentraban muchos armamentos y municiones y desde donde se controla una importante vía de comunicación con Irak.

Occidente para nada acogió con agrado el hecho de que, pese a los intentos de mantenerse en la orilla oriental del Éufrates, en la ciudad de Deir-Ezzor, las tropas sirias lograron recuperar esa zona y expulsar a los terroristas.

Estados Unidos llegó a lanzar ataques desde posiciones controladas por el EDS contra las tropas sirias, en un esfuerzo por evitar que la ciudad pasara bajo control del gobierno del presidente Bashar Al Assad.

Ante esa situación, en su momento la jefatura militar rusa advirtió al Pentágono que suspendiera cualquier restricción al movimiento de tropas sirias por su territorio.

Rusia también señaló que en caso de nuevas agresiones contra las fuerzas gubernamentales sirias desde zonas controladas por el EDS, al que apoya, financia y pertrecha Washington, responderá con todos los medios a su alcance en esa zona siria.

Información PRENSA LATINA