Con la competencia de rayado de yuca se cerró ayer la séptima edición de los Juegos Indígenas

CIUDAD MCY.-Con las competencias finales de rayado de yuca y carreras de tronco, este sábado culminaron los VII Juegos Nacionales Indígenas 2017, inaugurados el jueves en Apure, en los que participaron más de 500 atletas y donde el estado Amazonas resultó líder.

La justa permitió a los pueblos indígenas competir en las disciplinas de arco y flecha, cerbatana, lanza, corte de leña, prueba de fuerza, relevo con tronco, natación de aguas abiertas, curiara, rayado de yuca, canotaje y carreras de tres y cinco kilómetros.

“Estamos haciendo estas competencias ya para cerrar el mes de octubre, el mes de la Resistencia Indígena”, destacó la ministra del Poder Popular para Pueblos Indígenas, Yamilet Mirabal, en transmisión de VTV.

En cuanto a los resultados finales, el estado Amazonas se ubicó en el primer lugar del medallero general. La titular de los pueblos indígenas llamó a seguir fortaleciendo el deporte en la nación, tal como lo propone el Ejecutivo nacional, lo que ha permitido que los pueblos indígenas estén “dándole fuerza a las actividades autóctonas de nuestros pueblos originarios y llevando un mensaje de paz”.
“Nosotros vamos a estar conviviendo, compartiendo en una sola unión, así como siempre nos han identificado con el Socialismo”, agregó.

Entre las etnias participantes en esta edición, que se llevó a cabo en el Estadio Juan Porrelo y el Parque Menca de Leoni, ubicado en el municipio Biruaca, destacan los pueblos wayuu, cariña, cuiba, chaima, cumanagoto, waraos, pemón, mapoyo, yekuana, eñepá, jivi y añú, entre otros.