Aviones de caza estadounidenses F-35 | FOTO TELESUR

CIUDAD MCY.- Dos aviones de caza estadounidenses F-35 arribaron a la base aérea de Okinawa, en el sur del archipiélago de Japón, mientras que otros diez se encuentran en camino, en medio de un despliegue militar en la región Asiática que durará seis meses, informó un medio local.

En medio de las crecientes tensiones con Corea del Norte por su programa nuclear, se espera que las otras unidades de los F-35A lleguen a Okinawa acompañados de 300 pilotos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos procedentes de la base aérea Hil, en el estado de Utah, en el oeste de Estados Unidos.

El general Terrence J. O’Shaughnessy, comandante de las Fuerzas Aéreas del Pacífico, aseveró que estas unidades tienen una capacidad de ataque con “precisión global sin precedentes contra las amenazas actuales y emergentes, al tiempo que complementa la flota de superioridad aérea”.

Este desligue, planeado desde hace tiempo, se produce en medio de las crecientes tensiones en la región de Asia Oriental, tanto por las reclamaciones territoriales entre China y otras naciones sobre las islas localizadas en el mar de la China Meridional.

Información TELESUR