CIUDAD MCY.- Más de 100 mil indígenas continúan movilizados en 24 de 32 departamentos de Colombia, en reclamo de la implementación del capítulo étnico del acuerdo de paz.

La protesta de los pueblos originarios cumple seis días, en medio de mutuas acusaciones entre los manifestantes y la fuerza pública sobre presuntos actos represivos de las partes en conflicto.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, se sumará al equipo del Gobierno que desde hace dos días inició una mesa de diálogo con voceros de la organización regional indígena del departamento del Cauca.

“Nuestra aspiración es lograr prontamente un acuerdo que permita regresar a la normalidad en el suroccidente del país”, expresó el efectivo.

Por su parte, Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, hizo un llamado a las partes para evitar las tensiones y para que no haya más confrontaciones que puedan generar violaciones a los derechos humanos.

Howland alertó la necesidad de tratar las movilizaciones como una protesta social de civiles. “Esto es bien distinto a cuando estamos en área de conflicto armado. Estamos hablando de gente que no tiene armas, que son civiles”, señaló el funcionario de Naciones Unidas.

También, la Defensoría del Pueblo solicitó al Gobierno que “rápidamente estén todos los equipos técnicos para darles las respuestas a las comunidades campesinas e indígenas y lograr el levantamiento del paro”.

Información CORREO DEL ORINOCO