Las tortugas marinas tienen sus defensores en Choroní. Fotos: Cortesía