César León hace uso de distintos medios para expresar su pasión por el arte

CIUDAD MCY.-Ha trabajado como actor en varias obras con agrupaciones teatrales que desarrollan montajes de autores nacionales e internacionales, así como en productoras cinematográficas y de televisión nacionales e internacionales.

Como dramaturgo y director, César León (Maracay, 1968) ha escrito, dirigido y actuado en diversas piezas de teatro. También se ha desempeñado como productor radial y televisivo, aparte de su reconocida labor en el teatro de calle con la agrupación fundada por él, en el año 1995, La Daga Oxidada Performers, cultivando la disciplina del arte de acción corporal.

La irreverencia, el desenfado y la espontaneidad son las principales características que describen su personalidad multifacética, que le obliga a hacer uso de distintos medios para expresar su pasión por el arte y la convicción que tiene de que la palabra es el más valioso instrumento que poseemos los seres humanos para lograr nuestros propósitos.

¿Cuáles fueron tus lecturas iniciales?
La lectura es una herencia que recibí de mi padre, él leía mucho Selecciones del Reader Digest, y digamos que por ahí empecé, leyendo historias dramáticas de la vida real. Ya cuando empecé a leer cosas más importantes, de gente que ejerce el asunto con cierto academicismo dentro de la literatura, fue precisamente, y tal vez parezca una miss diciendo esto, Gabriel García Márquez, gracias a que a mi papá le gustaba mucho, a pesar de ser un señor con sexto grado, que se crió haciendo queso y arreando ganado, él fue toda la vida un lector voraz.

¿Cuándo comienzas a formar parte de la escena artística de Aragua?
Recuerdo que en el año 1990 aquí se hizo un casting para una película llamada Señora bolero y yo quedé seleccionado. Aún no estudiaba arte dramático, pero mi conciencia me decía que tenía que hacer algo que me hiciera sentir bien y debía buscar mi lugar en el mundo. Eso era el teatro, pero mi primera experiencia fue con el cine, haciendo de extra.

¿Has participado en talleres literarios? ¿Consideras que estos podrían catalogarse como fábricas de escritores?
Sí, participé en talleres literarios con Lidia Rebrij, Carlota Martínez, Xiomara Moreno y Claudia Hernández. En cuanto a la segunda pregunta, no diría que son fábricas de escritores, diría más bien que eso depende de la actitud del tallerista. Anteriormente creía que así eran los talleres de literatura, que me iban a decir cómo tenía que escribir y no quería que condicionaran mi manera de redactar. Más tarde me di cuenta de que eso no era así y comprendí que sí es necesario manejar ciertas técnicas.

¿Cuáles son los temas que te motivan a escribir?
Yo y mi mundo experiencial, no es hablar de mí, sino de lo que me sucede, que al mismo tiempo puede sucederle a cualquier persona. La mujer ha sido un blanco frecuente, sobre todo cuando se acerca a una línea donde el erotismo, la sensualidad y la sensibilidad se ponen a flor de piel.

Eres actor, productor radial, dramaturgo, poeta, diriges un grupo de performance y además conduces un programa de televisión, ¿en cuál de esas facetas te expresas mejor?
En todas mis facetas se utiliza la herramienta de comunicación más esencial en nuestra vida: la palabra, bien sea escrita para que la gente te lea, bien sea oral para que la gente preste sus oídos para escuchar lo que quieres decir desde un escenario, desde un programa de televisión… por eso, en todos los ámbitos me siento bien porque me dirijo hacia mi norte, con solo tener a un grupo de personas frente a mí escuchando lo que digo, siento que el mandado está hecho.

¿De qué otras fuentes te nutres para crear?
Soy muy ganado por las artes visuales, también me mueve mucho la danza porque siento que es el cuerpo en expresión, entonces creo que el caldo de cultivo para escribir está allí, al alcance de la mano, independientemente de cuál sea nuestro gusto. En mi caso, las artes y, obviamente, la observación de todo el entorno, desde mi interior, desde mi casa, desde mi comunidad, desde mi ciudad, desde mi país, son mis principales fuentes de inspiración para crear.

¿Cómo percibes la presencia de la mujer en la literatura?
Como un tema universal, global, no abordado de manera completa hasta ahora porque las mujeres son de una profundidad infinita e infinitamente motivadoras de cualquier cantidad de emociones e imágenes.

¿Cuál crees que es la función de un escritor?
Ejercer la función de ser una expresión de lo que mucha gente no se atreve a ser ni a hacer.

¿Qué es para ti el oficio de escribir?
Es una zona de descarga absoluta, segura… otra manera de liberar mis fantasmas, tal cual como lo hago sobre un escenario…

RAFAEL ORTEGA