Motta Domínguez dijo que el primer blanco de los planes de sabotaje es el estado Bolívar

CIUDAD MCY.-El ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, detalló que este año van 46 muertes en el marco de acciones de sabotaje contra el Sistema Eléctrico Nacional.

“El servicio eléctrico es muy vulnerable de agredir, debido a su larga extensión”, refirió en entrevista con José Vicente Rangel.

De las 46 personas que han muerto por actos de sabotaje, 32 han ocurrido previo a comicios, 15 desde la convocatoria hasta la elección de la Asamblea Nacional Constituyente; nueve tras la aprobación del adelanto de elecciones de gobernadores; y ocho al anunciarse de igual manera las municipales, pautadas para el 10 de diciembre de este año.

En ese sentido, explicó que en 2017 los delitos por sabotaje eléctrico han ido en aumento con respecto a los años anteriores.

“Esto se debe a que este año ha sido de agenda electoral y siempre salen los que buscan crear descontento en el pueblo. Cada vez que se acerca un evento electoral se incrementa en un 80 por ciento los ataques al sistema”, dijo.

“Cada vez que se anuncia un proceso electoral se incrementa en 80% el ataque al Sistema Eléctrico”, denunció.

Detalló que los estados con más ataques son Bolívar, Carabobo, Falcón, Zulia, y últimamente Táchira y Mérida.

Motta Domínguez dijo que el primer blanco de los planes de sabotaje es el estado Bolívar, la columna vertebral de la generación de energía hidroeléctrica. En segundo lugar, está Carabobo, fundamental para la energía termoeléctrica; y Falcón, donde está la refinería de Paraguaná.

En esta instalación se distribuye el diesel utilizado para las plantas termoeléctricas. “Ese es el eje del delito. Como digo yo, sarcásticamente, extrañamente alguno de esos estados los perdimos en las elecciones”.

“La mayoría de las personas que hemos vistos en los casos de saboteo son personas en su mayoría narcodependientes, por eso los autores intelectuales se aprovechan de eso. Otro de los casos son la venta del cobre, donde además hacen el daño de saboteo y de paso ganan dinero por eso. Por eso hay que hacer un trabajo fuerte de origen”, dijo Motta Domínguez.

Información CIUDAD CCS