Para la actual senadora son medidas que “degradan aún más la justicia argentina”

**CFK: Estas medidas señalan a Macri como el máximo responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición**

CIUDAD MCY.-El juez federal Claudio Bonadio pidió este jueves el desafuero y la detención de la expresidenta y actual senadora de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), en el marco de la denuncia de Alberto Nisman (exfiscal de la causa AMIA), por el presunto encubrimiento del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), a través del memorándum de entendimiento con Irán.

La causa contra Fernández se centra en el intento de favorecer a exfuncionarios de Irán, para supuestamente buscar la impunidad del ataque terrorista. Sin embargo, el memorándum nunca entró en vigencia porque no fue ratificado por los diputados iraníes.

En su resolución, Bonadio alegó que Fernández podría entorpecer el curso de la causa, por los contactos que tiene. Además, el juez solicitó la prisión del excanciller Héctor Timerman, que por su estado de salud se le pidió prisión domiciliaria.

El juez pidió también la detención además del excanciller Héctor Timerman, aunque por su delicado estado de salud en su caso se solicitó la prisión domiciliaria. En la madrugada fueron detenidos el exsecretario General de la Presidencia Carlos Zannini y el dirigente social Luis D'Elía.

ES UNA VIOLACIÓN DEL ESTADO DE DERECHO

Por su parte, la exmandataria argentina, CFK, aseveró que el pedido de prisión preventiva en su contra por parte del juez Claudio Bonadio viola el Estado de Derecho y la democracia del país.
“Desde el punto de vista jurídico todo esto es un despropósito, un exceso, estas medidas no solo violan el Estado de Derecho, sino que buscan provocar daño personal y político a los opositores, a su trayectoria, a sus ideas, no tiene que ver con justicia y democracia”, dijo la expresidenta durante una rueda de prensa.

Reiteró que se trata “hostigamiento y humillación” y son medidas que “degradan aún más la justicia argentina y señalan al Gobierno y al presidente Macri como el máximo responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición”.

Fernández aseguró que en el procesamiento en su contra “no hay causa, no hay delito, no hay motivo, se juzgó y no hay causa”. Añadió que “Bonadio lo sabe, el Gobierno lo sabe, el presidente Macri también lo sabe”.

Información AVN