40 años de historia ecológica | FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.- La Victoria es una ciudad que comenzó siendo un pueblo de indios, luego una villa de españoles y por último la única Ciudad Republicana de Venezuela hasta declararse como capital del municipio José Félix Ribas.

De su trayectoria histórica han quedado testimonios arquitectónicos que es necesario conservar, para que las futuras generaciones los conozcan e identifiquen, en ellos, el glorioso pasado de esta ciudad. Con ese propósito, el 4 de abril de 1990 fue promulgada la Ordenanza de Protección y Conservación del Casco Histórico, cuya principal finalidad es salvaguardar el centro histórico de la ciudad y sus principales monumentos.

A través de este estatuto, se delimita el área ubicada en el centro histórico y tradicional de la ciudad de La Victoria, abarcando los cuatro puntos cardinales, y es en el sur del municipio donde se encuentra ubicado en medio de imponentes arboles el parque La Estación.

El referido pulmón vegetal, inaugurado el 1º de febrero de 1894 como punto intermedio entre las ciudades Caracas y Valencia, es un parque diseñado por los paisajistas alemanes traídos por la empresa del ferrocarril que inició en esa misma fecha.

En este espacio natural sembraron árboles de especies exóticas como alcanfor y araucarias, siendo el único lugar de Venezuela en donde existen. La Estación como pieza arquitectónica tiene un valor importante, ya que es testigo de un gran avance tecnológico que mejoró la calidad de vida de su población para la época de su construcción, poniendo en el mapa a la población de La Victoria.

El 11 de diciembre del año 1977 es declarado Parque Recreativo del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) hasta el año 1994, cuando fue cedida la administración del lugar al ayuntamiento local.

Actualmente su funcionamiento está siendo asumido por la comunidad organizada, el Movimiento Tuqueque Diversidad Biológica y los usuarios, quienes de manera conjunta vienen trabajando en el plan de funcionamiento y en la conformación de La Brigada Integral Comunitaria del parque, además de realizar diferentes actividades integradoras incentivando a la comunidad a participar en la conservación del ambiente.

En este sentido, Darwin Carrasquel, integrante de la organización ecológica, agregó: “El parque cumplió 40 años, y es necesaria su recuperación y mantenimiento. A través de las diferentes actividades que venimos realizando queremos crear conciencia y mostrarle a la población que la apropiación del espacio urbano se logra a través del reconocimiento de elementos del mismo como propios, del surgimiento de una identidad”.

Detalló que existe un valor como patrimonio biológico, que permite la interacción de sus miembros para la construcción de identidades colectivas capaces de concientizar a la sociedad, permitir su evolución y desarrollo.

Por ello, a propósito de su cuadragésimo aniversario, resaltó la importancia de su rehabilitación para contribuir al desarrollo ecológico y la plena felicidad social de los victorianos. “Este parque constituye uno de los ecosistemas más importantes de nuestro municipio”, refirió.

Información PRENSA MTDB