MIGUEL HERNÁNDEZ CASTRO

Cuando era menor de edad leí una frase del político y escritor Salvador Díaz Mirón, mejicano, frase que no pierde vigencia: “TENGO FE EN MI, LA ADVERSIDAD PODRIA QUITARME EL TRIUNFO PERO NO LA GLORIA.” Desde entonces hice mía esa frase.

Que importante es CREER tener fe en las cosas que se emprenden, por pequeñas que ellas sean.

Creo en el amor y creo en la vida y por eso creemos en la revolución, forma sublime para realizar proezas en función de las mayorías, ávidas de disfrutar y merecer mejores condiciones de vida y de trabajo.

Cuando hablamos de humanismo estamos asestando un duro golpe al egoísmo, estamos pensando en nuestros semejantes, al margen del color de la piel o posición social y económica. Ante todo, somos hermanos que, lamentablemente, estamos separados por una LUCHA DE CLASES; es decir, que unos somos explotados y otros explotadores, lo cual vamos a superar imponiendo al Socialismo.

Creo en la juventud, etapa maravillosa de la vida, donde somos capaces de realizar las cosas más increíbles, donde la palabra imposible no existe.

Porque la juventud está llamada a crear las condiciones para cambiar el mundo para que desaparezcan las desigualdades.

Creo en la mujer, parafraseando al líder Fidel Castro: “LA MUJER ES EL TALLER NATURAL DONDE SE FORJA LA VIDA”. Demuestra Fidel que es feminista y además un hombre sensible, que reconoce en la mujer un ser garantía de la Constitución de la especie humana.

Creemos en la mujer, esa luchadora social que en estas épocas conquista espacios que antes necesitaba del hombre “machista” que la apadrinaba, eso paso a la historia y a buena hora, porque “CUANDO UNA MUJER AVANZA NINGUN HOMBRE RETROCEDE”.

La Asamblea Nacional Constituyente nos refrenda que los adultos y adultas mayores y las personas con alguna discapacidad tienen voz y voto para mejorar la carta magna, por eso sabemos que tenemos carencias pero las vamos a superar, de manera colectiva, sin la dependencia de quienes hasta ahora nos trataban como convidados de piedra, ahora somos letra viva en la Constitución Bolivariana de Venezuela.

Creo en los colectivos revolucionarios que apoyan el proceso bolivariano y junto a los partidos que conforman el Gran Polo Patriótico, acaban de demostrar en las elecciones de alcaldes y alcaldesas nacionales, que la fortaleza y la radicalización de nuestra revolución será realidad a corto plazo. Nadie debe dudar de los aportes y participación de los COLECTIVOS REVOLUCIONARIOS la victoria de más de trescientos alcaldes bolivarianos en las elecciones del pasado 10 de diciembre.

Creo en el chavismo como elemento aglutinador que organiza a los revolucionarios. Creo en la presencia de la huella indeleble de Hugo Chávez en la estabilidad que vamos dando progresivamente a este proceso revolucionario reconocido y admirado por la mayoría de los países del mundo y odiado por los enemigos de clase, conscientes que cada triunfo nuestro acorta la vida al capitalismo explotador.

Por estas cosas profundicemos la marcha y pongamos el máximo a cada tarea de la revolución PORQUE QUIEN NO PONE EL CORAZÓN EN LAS COSAS QUE REALIZA, NO TIENE SENTIDO DE PERTENENCIA.

¡AH! canalicemos bien la victoria obtenida el domingo, es el mejor homenaje a Hugo Chávez Frías.

@Hernandez7Veces