Luis Valero es un poeta del pueblo que ve la belleza en cada rincón de nuestro país | FOTO PRENSA MPPC

CIUDAD MCY.- Luis Valero, comunicador social, poeta y locutor, nació en Caracas el 20 de octubre de 1954. Ha trabajado como director del periódico La Región en Cumana y El Nacionalista en San Juan de los Morros; fue locutor del programa de radio Pool del Batacazo y Guárico al día, fundó el suplemento humorístico El mamón, trabajó en el periódico La hoja suelta, a los 17 años fue colaborador escribiendo en el programa de Joselo, ha escrito 55 libros y publicado siete, entre los que destacan El que trabaja tiene la opción (1998), Colores en el viento (2000), Adivina adivinador (2004), 108 piropos para ti (2007), Domicilio del alma (2008) y Pelando el diente (2009).

Valero es un hombre carismático, humilde, feliz, creativo y muy humano que está dispuesto a escribirle a todo lo que lo rodea. Es un gran promotor natural de la lectura y la escritura. Cuenta que en el año 1998 se muda solo a la ciudad de Valencia a encontrarse con sí mismo y allí aflora el ser poeta. Su primer poema lo escribe en honor al oficio del heladero. “Para mí la mejor hora de escribir es a las 3:00 am, es cuando el universo está abierto para la creación, por eso escribo desde las 3:00 hasta las 10:00 de la mañana, así cambie mi ciclo de vida”, manifestó.

Explica con gracia la primera vez que recitó un poema: “Un día salí y vi a un heladero y le dije: heladero, te voy a recitar un poema para ti y todos los heladeros en honor a tan hermoso oficio”.

Jarabe multicolor que se hace hielo / campanitas que alborotan muchacheras / delicias que derriten el paladar del amigo glotón y apresurado / puntiagudo frío que se estira bajo un sol de negadas primaveras / heladero se quedaron desnudos tus zapatos de tanto pisar y endulzar la tierra.

“Desde ese momento por primera vez me llaman poeta y me sentí grande”, expresó.

Su mejor ejemplo a seguir es el gran poeta cumanés Andrés Eloy Blanco. “Yo pienso que los poetas no han podido llegar al pueblo como fue el gran Andrés Eloy. Hay que llegar al pueblo con sinceridad y los brazos abiertos, por eso yo escribo para el pueblo para que ellos reciten mis poesías”, dijo.

Este poeta caraqueño también se define como un humorista, y destaca que es admirador del gran Aquiles Nazoa. “No quiero ser igual que Aquiles, pero sí quiero continuar su trabajo, porque su trabajo fue inmensamente grande”, expresó. Además, se ha dedicado a escribir adivinanzas, ya van 3 mil 858, todos los días escribe una y se confiesa que es amante de ellas.

Sin duda alguna, Luis Valero es un poeta del pueblo que ve la belleza en cada rincón de nuestro país y en cada venezolano que realiza un digno oficio, con su humor y alegría contagia a cada persona que escucha sus poesías y adivinanzas.

Información PRENSA MPPC