El equipo merengue alzó cinco coronas durante el 2017 | FOTO FIFA.COM

CIUDAD MCY.- Un lanzamiento de falta de Cristiano Ronaldo fue suficiente para que el Real Madrid derrotase al Gremio brasileño (1-0), se proclamase campeón del Mundialito, el segundo consecutivo, y coronase el 2017 como el año más laureado de su historia con cinco títulos.

El equipo de Zidane fue muy superior a un Gremio con escaso gen brasileño. Más similar a un equipo argentino, se blindó atrás y apenas se mostró en ataque. Sí lo hizo el Real Madrid, que rondó el gol una y otra vez, pero, como casi siempre esta temporada, lo hizo sin mordiente.

Merodeó continuamente el área de Grohe hasta que apareció Cristiano para destacar el partido con una falta en el minuto 53. La colocó bien el luso, se abrió la barrera y nada pudo hacer el acertado portero del Gremio.

El gol tampoco espoleó a los brasileños y el Madrid agigantó su dominio. No remató la faena, pero tampoco sufrió en una final en la que valió el tiro libre de Cristiano Ronaldo.