El Salón de la Fama del béisbol criollo se engalanó con la presencia de tres nuevos integrantes | FOTO PRENSA LVBP

CIUDAD MCY.- El Salón de la Fama de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional recibió al lanzador Giovanni Carrara, así como del dirigente Don Adolfo Álvarez y el comunicador Marco Antonio Lacavalerie, en una emotiva ceremonia realizada este sábado en los espacios del Museo de Beisbol, en el Sambil Valencia.

“Es nuestra exaltación número 13, en nuestro 15 aniversario, algo que la hace muy especial. Hoy recibimos a tres grandes figuras de nuestro beisbol, la Clase 2017”, dijo Juan José Ávila, presidente de la LVBP y el Museo de Beisbol.

Al acto asistieron varios directivos del circuito, entre ellos Roberto Ferrari, presidente de Navegantes del Magallanes, y Carlos Miguel Oropeza, gerente general de Cardenales de Lara.

Alfonso Saer, figura de la narración deportiva del país, que ha sido la voz oficial del Cardenales a lo largo de toda su historia, ofreció una semblanza de las tres personalidades inmortalizadas y con destreza periodística y poesía recorrió los mejores momentos de Carrara, Álvarez y Lacavalerie.

“Antes que nada quiero agradecer a toda mi familia, especialmente a mi señora madre que hizo todo tipo de sacrificio para apoyarme siempre. A mis hermanos Cheo, Elí, Rosa y Luiggi, que siempre me apoyaron y a mi esposa Dorien, que estuvo conmigo en las buenas y en las malas, a mis suegros Leocadio y Dora, y a todos mis cuñados y sobrinos”, escribió Carrara en una carta leída por el periodista Miguel Bastidas. El exgrandeliga no pudo estar presente en el acto por razones personales.

Carrara actuó durante 24 temporadas en la LVBP y es apenas el tercer tirador en los anales del circuito con más de 50 victorias y 50 rescates. Los otros dos, Roberto Muñoz y Luis Aponte, también forman parte del Salón de la Fama.

Don Adolfo Álvarez, fue Presidente Honorario de Cardenales de Lara durante muchos años hasta su deceso, en 2016, a los 85 años de edad. Ex presidente de Fedenaga, ejecutivo de beisbol y empresario, fue un hombre dedicado al desarrollo y promoción de la ganadería y al trabajo del campo.

Marco Antonio Lacavalerie, fallecido en 1995, conocido por su apodo “El Musiú”, fue uno de los mejores narradores deportivos y presentador de televisión del país. Lacavalerie formó parte de la Cabalgata Deportiva Gillette por 26 años, etapa en la que su voz se escuchó en 149 emisoras en la red más completa de habla hispana desde Estados Unidos. Fue un narrador con un estilo único y ocurrente. Fue el creador del “Circuito Alegre de los Tiburones de La Guaira” y acuñó célebres frases que todavía son recordadas: “Vengan pa’ que lo vean”, “epa mi pueblo”, “otro más de la familia”.