CIUDAD MCY.-Rusia planea emitir bonos del Gobierno denominados en yuanes, medida que ayudaría a Moscú a afrontar los impactos de las sanciones de Estados Unidos. La iniciativa, que se ejecutará en 2018, será aplicable al principio para los inversores chinos, sin embargo, es probable que surjan otros compradores.

El viceministro de Finanzas de Rusia, Vladimir Kólichev, explicó que la emisión de bonos no tendrá un carácter ocasional, sino que volverá a realizarse cada año.

El funcionario ruso, citado por el portal ruso Expert.ru, ha precisado que Moscú debe preparar la infraestructura del país para la futura emisión de bonos, un negocio que considera “sin precedentes”.
“Hace falta poner a prueba la infraestructura para comprobar su comodidad. Por ejemplo, llevando a cabo transacciones de manera que para el comprador todo quede claro. De momento los inversores chinos no van a comprar nada, pero el sistema quedará analizado para finales del año”, ha declarado Kólichev.

El analista financiero Bogdán Zvárich opina que la emisión de bonos en yuanes beneficiará tanto a China como a Rusia.

“Rusia obtendrá una nueva fuente de financiación, mientras que los inversores chinos dispondrán de una herramienta segura para diversificar sus inversiones”, comentó Zvárich.

Por su parte, el analista Alexéi Antónov mencionó otro beneficio para la emisión de bonos en la moneda china que tiene que ver con las posibles sanciones por parte de EEUU que podrían surgir a partir de febrero de 2018.

“Esto podrá ser un golpe relativamente fuerte contra las herramientas financieras del rublo, por eso, cuanto antes realicemos la emisión, mejor. Además, las sanciones norteamericanas podrían confundir a los inversores chinos”, agregó Antónov.

Información HISPANTV