CIUDAD MCY.-Óscar Pérez, prófugo de la justicia venezolana, preside Unión Venezolana en Perú, organización no gubernamental que pretendió sacar del país a unos 120 niños venezolanos con poderes y permisos de viajes fraudulentos.

El hecho fue reconocido por el mismo Pérez, quien admitió que su esposa, hijas y otros miembros de la ONG coordinaban la salida de los menores.

La acción fue calificada por el fiscal general de la República, Tarek William Saab, de inédita, sin precedentes en la historia republicana de Venezuela.

Sobre Pérez pesa desde 2009 una medida privativa de libertad por la presunta comisión de los delitos de instigación y asociación para delinquir, a raíz de las acciones violentas que promovió y ejecutó durante la realización de una marcha en contra de la Ley Orgánica de Educación, el 22 de agosto de ese año. Ese mismo año huyó a Perú.

Fue activista del partido Alianza Bravo Pueblo, fundado por el también fugitivo Antonio Ledezma, quien desde 2015 estaba en arresto domiciliario por conspiración.

El fiscal manifestó que la Organización No Gubernamental (ONG), pretendía trasladar a 120 infantes desde el aeropuerto de Maiquetía hasta la ciudad de Lima (Perú) para presuntamente reunirse con sus padres, no contaba con los poderes y permisos de viajes pertinentes para salir del país.

Saab hizo un llamado de atención para que los implicados tomen conciencia de lo acontecido y agregó que “la defensa y protección de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes en el mundo nunca jamás deben hacerse en base a la cobertura televisiva y mediática trasnacional para que los mismos sean presentados como trofeos de caza y menos como sujetos de un circo bufo”.

Información CIUDAD CCS |CO