CIUDAD MCY.-Este fin de semana en la sede del Cuerpo de Bomberos de la Universidad Central de Venezuela-Campus Maracay se llevaron a cabo los actos de grado de la vigésima octava XXVIII Promoción de Bomberos y la II Brigada de Apoyo, ambos actos apadrinados por el sargento Dennys Piña y el bombero Daniel Tovar, respectivamente.

El presidium lo conformó el capitán Víctor Avendaño, el teniente Freddy Rodríguez, el coronel Jorge Ugarte, la mayor Nelia Oropeza y el primer teniente Edison Tarazona, quienes alzaron la voz del compromiso ante los nuevos graduandos para fortalecer la labor de hombres y mujeres destinados a salvaguardar la integridad de las familias venezolanas ante los desastres naturales e incendios.

Ugarte, primer comandante del referido organismo, dio a conocer que se graduaron como bomberos Carlos Aguiar y Alfredo Ascanio, quienes por diversas circunstancias no pudieron concluir en un curso anterior y luego de haber superado sus limitaciones por Reglamento de Formación de la Institución, se les asignaron consejeros académicos para alcanzar la nota mínima aprobatoria.

En referencia a los nuevos brigadistas, dijo que luego de cuatro meses de instrucción intensiva desde agosto de 2017 se graduaron Isis Vásquez, Ybel Aponte, Bárbara Farrera, María Vitas y Carlos Blanco.
“Ellos reforzarán las guardias regulares y serán el semillero primario para el próximo Curso de Formación de Bomberos, porque sabemos que cuando los muchachos se gradúen de bomberos van a estar y a continuar en la institución porque ya conocen el funcionamiento interno”, detalló.

Explicó que la formación del brigadista depende de la Jefatura de Operaciones, bajo la supervisión de la comandancia y que dicha instrucción constituye 30% de la enseñanza del bombero universitario.
Es importante destacar que la Brigada de Apoyo Bomberos UCV fue creada en 2013 bajo la conducción del comandante, teniente Dihaguara Peña. Originalmente era una brigada para combatir incendios de vegetación, pero al pasar los incendios y llegar el período de lluvia los brigadistas no tenían acción. Por ello se reformó su reglamento y se denominó “Brigada de Apoyo” para que tuviese permanencia institucional durante todo el año y apoyara en incendios de vegetación, inundaciones, logística, entre otras actividades.

Información PRENSA UCV