El escritor fue despedido en su funeral como héroe falangista | FOTO CORTESÍA

CIUDAD MCY.- El literato y filósofo español Miguel de Unamuno murió la tarde del 31 de diciembre de 1936, a los 72 años, de forma “natural”. Al momento de su muerte estaba solo en su casa de Bordadores, Salamanca, España.

La obra de Unamuno se caracterizó por tocar diversos estilos literarios y filosóficos, pero sobre todo por ir tras la búsqueda de la verdad.

Unamuno fue enterrado en el cementerio de San Carlos de Borromeo en Salamanca, en la misma tumba de su hija mayor. En su epitafio se puede leer: “Méteme Padre Eterno, en tu pecho, misterioso hogar, dormiré allí, pues vengo deshecho del duro bregar”.

El 12 de octubre de 1936 Unamuno mantuvo una fuerte pelea verbal con José Millán-Astray, militar español fundador de la Legión y procurador en las Cortes franquistas entre 1943 y 1954, este hecho ocasionó la desaparición de la vida pública del escritor y filósofo. Dos meses más tarde, el 31 de diciembre, murió.

Miguel de Unamuno es recordado como uno de los más grandes poetas, ensayistas y novelistas de la Generación de 98 y de la historia contemporánea española. Siempre fue tras el conocimiento y sintió gran pasión por la lectura.

Información TELESUR