El expresidente ecuatoriano calificó la convocatoria, vía decreto, como un golpe de Estado | Foto HISPANTV

**Analistas estiman que el activismo del expresidente por el No cambia el escenario político y genera preocupación en los sectores conservadores.

CIUDAD MCY.- El predecesor del actual presidente de Ecuador regresará a su país este jueves para hacer campaña en la consulta popular convocada por Lenín Moreno, que según Rafael Correa promulga un “golpe de Estado”.

Entrevistado en una emisora local, el expresidente reiteró que él mismo y su partido, Alianza País, lucharán para promover el No en el referéndum de su sucesor, previsto para el próximo 4 de febrero, con el fin de realizar una serie de enmiendas a la Constitución del país.

En este sentido, Correa cuestionó algunas de las interrogantes planteadas en la consulta, incluida la pregunta tres sobre el Consejo de Participación, la dos sobre la reelección indefinida y la seis sobre la minería metálica.

El exmandatario, que vive en Bruselas (capital belga), insistió en que con la pregunta tres de la consulta se pretende dar un “golpe de Estado”, apoderándose de las principales funciones del país.

Asimismo, denunció que este referendo está impulsado por “embriagados de poder” que buscan establecer una “dictadura perfecta”. De aprobarse las preguntas de la consulta popular, “van a perseguir a todos los líderes históricos de la Revolución Ciudadana”, advirtió Correa.

Ecuador entró en campaña, desde este miércoles, para una consulta popular planteada por Moreno para decidir, entre varios temas, si se inhabilita para participar en política a condenados por corrupción y se acaba con la reelección indefinida, lo que impediría a Correa regresar a la presidencia en 2021.

Información HISPANTV