Diversas áreas son desarrolladas para activar la economía social | FOTO RICHIT SOSA

CIUDAD MCY.- Con el firme compromiso de afianzar la economía productiva desde el Poder Popular organizado, un grupo de emprendedores aragüeños expresaron estar dispuestos a contribuir al fortalecimiento del área socio-productiva desde la comunidad, incorporando la modalidad hecho en casa y apostando al desarrollo de artes y oficios que impulsen los saberes del pueblo.

A través del Centro de Formación y Capacitación adscrito al Servicio Autónomo de Protección y Atención al Niño, Niña y Adolecente (Sapanna) en Aragua, específicamente en el municipio Girardot, se emprende la misión de integrar a jóvenes y adultos a formar parte de la capacitación en diversas áreas que permiten crear nuevas alternativas económicas que sirvan como sustento de la familia.

Maritza Flores y Neyda Mercado, ambas profesionales del hogar, dieron a conocer su experiencia luego de ser formadas en la institución, en el área de Ropa Íntima y Costura Básica, quienes durante ocho semanas lograron capacitarse y de esta forma adquirir conocimientos en temas como patrones, técnicas básicas, división de tallas, entre otros.

Margarita Ayala, de participante a instructora.

Un día a la semana es usado para que las participantes dispuestas a favorecer la economía en el hogar se instruyan. El adiestramiento va más allá de la adquisición de conocimientos debido a que cuentan con una visión de emprendimiento, inspirada en una economía socialista que sostiene el buen vivir.

Tal es el ejemplo de Margarita Ayala, mujer revolucionaria y especialista en pintura sobre madera y tela, quien indicó: “Inicié en la institución como participante para fortalecer mis conocimientos y habilidades y luego de varios años ahora también comparto los saberes como instructora de talleres”.

Desde niña, Ayala fue desarrollando sus habilidades en la pintura, sin pensar que a largo plazo se convertiría en una actividad económica que complementaría sus ingresos familiares. “Actualmente hago un taller en mi casa y diversifico mis saberes en la comunidad” mencionó la fémina que elabora portatoallines, portallaves, potes de cocina y adornos en madera, vitrales y masa flexible.

Por su parte, Carmen Salinas, jubilada y habitante de Base Aragua expresó la importancia de desarrollar el taller de comida variada. “He aprendido técnicas que me brindan nuevas alternativas alimenticias” enfatizó, al momento de hacer un llamado a la colectividad en general para que se active en la productividad de actividades que no sólo ofrezcan conocimientos, sino también que sean parte de una evolución de la economía productiva.

Dayana Guzmán