El modelo de Macri pone a Argentina en una situación de extrema vulnerabilidad | FOTO UMET.EDU.AR

**84 de cada 100 dólares de la deuda argentina fueron destinados para financiar la fuga de capitales.

CIUDAD MCY.- Han pasado dos años desde que Mauricio Macri tomó las riendas del Gobierno de Argentina y la nación incrementó su deuda externa en 121 millones 588 mil dólares, según el último informe del Observatorio de la Deuda Externa de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (ODE-UMET).

Esta información reveló que quedaría un saldo deudor para el país de 342 millones de dólares, 35% más que hace dos años.

Según el estudio, se estimó que 84 de cada 100 dólares fueron destinados para abastecer la fuga de capitales y financiar dividendos de las firmas extranjeras.

“El financiamiento externo no fue destinado a inducir cambios sobre la estructura productiva que permitan una mayor generación de divisas a través de la economía real, sino a financiar la fiesta que genera la enorme bicicleta financiera creada por el Gobierno nacional. El modelo así presentado no resulta sostenible en el tiempo”, indica el noveno informe del ODE-UMET.

Pero ante esa lógica en el Observatorio Universitario sostienen que “un cambio en las condiciones externas sobre el flujo de financiamiento pondría en jaque al actual modelo económico”.

El informe revela que en la gestión de Macri las emisiones de títulos públicos y letras del Tesoro en moneda local y extranjera ascendieron hasta 63 millones 969 mil dólares y que “durante 2017 la deuda externa fue el respirador artificial del modelo. Argentina consolidó una posición de fuerte tomador de fondos externos y apareció el déficit comercial que es con la fuga de capitales, el agujero negro del proyecto de Cambiemos”.

“Este modelo deja a Argentina en una situación de extrema vulnerabilidad. (…) un desajuste que afecte el sector externo tendrá un impacto en el tipo de cambio y terminará atacando de manera más severa sobre los sectores populares.

Información TELESUR