El uso de fuerzas militares en acciones de seguridad pública no evita la “narcoviolencia” | FOTO DESINFORMÉMONOS.ORG

CIUDAD MCY.- Al menos 18 personas perdieron la vida en Acapulco y Los Cabos, dos balnearios del Pacífico mexicano durante varios enfrentamientos armados registrados este fin de semana.

Los agresores que integran las autodenominadas “policías comunales o de autodefensa” perpetraron un ataque armado contra los habitantes del poblado de La Concepción, durante la celebración de una fiesta. En este hecho fallecieron ocho personas.

Seguidamente, la Policía Estatal desplegó más de 100 agentes en La Concepción, las llamadas policías comunales atacaron a las fuerzas policíacas para impedir su ingreso y la aplicación de órdenes de aprehensión. Los policías enfrentaron la ofensiva y abatieron a otros tres milicianos, indicó el vocero de seguridad del estado mexicano de Guerrero, Roberto Álvarez.

El operativo policial detuvo a 30 oficiales de las llamadas autodefensas y se les decomisaron 580 dosis de marihuana y siete armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Por otro lado, un enfrentamiento armado entre sicarios y funcionarios de la Marina Armada dejó el sábado siete muertos en San José del Cabo, Baja California, informó la fiscalía local. Baja California Sur vive desde hace meses una creciente ola de violencia ligada al crimen organizado.

El cártel de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación se disputan las rutas de narcotráfico a Estados Unidos, pero también las plazas de venta de droga para los turistas.

Información TELESUR