EDUARDO PIÑATE R.

En el texto conocido con el nombre de Apuntes críticos de la economía política (Ocean Sur, 2006, pág. 342), el Che Guevara, enjuiciando el dogmatismo del Manual de Economía Política de la Academia de Ciencias de la URSS, sentenció: “La economía política del período de transición falta totalmente. En estos períodos hay una ley general y esa es la ley de la planificación, pero con una característica importante, al llegar el momento en que se produce la planificación, el hombre es por primera vez capaz de violentar las leyes económicas y de ir creándolas. Es decir, el hombre llega, todavía en una forma embrionaria, al estado aquel que querían Engels y Marx, a ser capaz de construir su historia”.

El Comandante Supremo Hugo Chávez, en discurso del 21 de mayo de 2009, ante trabajadores petroleros de Monagas, expresó: “No hay espacio ni hay fenómeno con mayor capacidad de invención que una revolución, no hay grupo humano con mayor capacidad de invención que nosotros los revolucionarios y las revolucionarias para inventar un mundo nuevo, inventores de sueños, inventores de utopías, inventores de realidades”.

Tomando a Chávez y al Che, el camarada presidente Nicolás Maduro nos ha convocado a todo el pueblo a elaborar el Plan de la Patria para el sexenio 2019-2025.

Venimos de años de dura confrontación contra el imperialismo, la oligarquía interna, los partidos de la derecha fascista y sus aliados dentro y fuera del país, en la cual resultamos vencedores y logramos establecer la paz y la estabilidad política. A partir de esta plataforma victoriosa, con la cual tenemos la ofensiva e iniciativa políticas, vamos a construir sobre la base del protagonismo popular –es decir, democrática, popular y colectivamente–, en las calles, plazas, fábricas, zonas campesinas, liceos y universidades, el plan nacional para la paz política, la protección social y el despegue económico, entre 2018 y 2025, teniendo como horizonte la Venezuela potencia, soberana y socialista para el 2030. Seguimos venciendo.